Que la Asamblea Nacional emita una ley para repatriar capitales que estén en el exterior, es una de las iniciativas de Constructores Positivos, un gremio que agrupa a empresas vinculadas a la construcción.

Según su vocero Henry Yandun, la repatriación del dinero, destinada a la construcción, no debería tener trabas o multas. Estimó ese dinero en aproximadamente $1000 millones.

En una rueda de prensa virtual, agregó que hay proyectos listos y financiados pero que aún no han sido aprobados. Por ello, pidieron a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), que haya una aprobación inmediata con la eficiencia de trámites.

Otra iniciativa es la realización de proyectos en terrenos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que están abandonados.

Yandun considera que debe haber formas de contratación como las de por obra (que se aplica para los albañiles, pero no para los ingenieros) o a plazo fijo.

El sector de la construcción emplearía a unas 486 000 personas.

Por la emergencia sanitaria y el coronavirus, ese sector está paralizado. EU