El presidente Guillermo Lasso será quien defina cuáles serán las medidas que se aplicarían para la provincia de El Oro y Guayaquil una vez que el Gobierno confirmó la presencia de la variante delta y la subvariante delta plus del COVID-19 en Ecuador.

Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, indicó que -este martes- entregarán informes al presidente Lasso, quien establecerá las medidas y luego se las anunciará.

Zapata había dicho que se pedirá a Lasso que se tomen medidas focalizadas en El Oro y en la ciudad de Guayaquil, por quince días, pero aclaró que no se quiere llegara un confinamiento total del país.

En Ecuador, de acuerdo con autoridades gubernamentales, se han detectado hasta el momento diez casos, ocho en El Oro (en donde se identificó además una subvariante) y dos en Guayas.

El Colegio de Médicos de Pichincha consideró que las variantes deben estar en el país desde hace 20 o 30 días por el tiempo que llevan los análisis y por el lapso del aparecimiento de los síntomas.

Para Víctor Álvarez, presidente del gremio, no ha habido un control más estricto de las fronteras terrestres, que a su criterio son más porosas, donde hay pasos clandestinos como el caso del Perú, en donde se identificó la presencia de la variante delta.

En tanto que desde el jueves 15 de julio, a las 23:59, entrarán a regir nuevas medidas para quienes ingresen al Ecuador por vía aérea y marítima.

El virus no va a esperar a los procesos administrativos. Si manifestamos que la variante ya se encuentra por lo menos 20 días aquí en el país, imagínense cuánto se habría movilizado esta variante. Necesitamos tener acciones rápidas, acciones preventivas

Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha

Álvarez mostró su preocupación por el relajamiento de las medidas de bioseguridad que va a causar más pacientes en demanda de atención hospitalaria y aumento de la mortalidad. EL UNIVERSO