La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, realizó actividades de vinculación en las parroquias rurales de Guayllabamba y Cumbayá, en Quito.

El equipo técnico visitó estas parroquias los días 23 y 25 de octubre, respectivamente, compartiendo con la comunidad varios temas como la correcta manipulación de alimentos, la importancia de la higiene, el adecuado lavado de manos, la limpieza de los establecimientos, agua segura, control de plagas, entre otros.

Estas acciones, que fueron coordinadas con los tenientes políticos de las parroquias, convocaron a más de 250 personas que también fueron sensibilizadas sobre la importancia del control ciudadano de los productos que usan y consumen, mediante la verificación de la Notificación Sanitaria y fechas de elaboración y caducidad, así como el número de lote de los productos.

Nelson Vivero, teniente político de Cumbayá, agradeció la labor de Arcsa: “El simple hecho de educar a la gente que trabaja en la industria alimenticia de la parroquia sobre los usos y manejos correctos de los alimentos que consumimos es una contribución inmensa a la salud de nuestra comunidad”, dijo.

Por su parte Héctor Izurieta, autoridad de Guayllabamba, se mostró satisfecho por el acercamiento de la Agencia a su población: “La gran mayoría de personas se dedica al comercio de frutas y negocios de cafeterías y restaurantes, por lo que este trabajo conjunto ayuda mucho a garantizar un manejo higiénico al momento de realizar su trabajo”.

Durante el 2018, la Coordinación Zonal 9 de Arcsa ha realizado actividades de vinculación en  Alangasí, Amaguaña, Conocoto, Cumbayá, Guangopolo, La Merced, San Antonio de Pichincha, Tumbaco, Atahualpa, Chavezpamba, El Quinche, Gualea, Guayllabamba, Lloa, Nanegal, Nanegalito, Pacto, Perucho, Píntag, Puéllaro y San José de Minas, llegando a más de 3000 habitantes. CL