El nivel de violencia en las cárceles ecuatorianas ha llamado la atención de organismos internacionales como Human Rights Watch, que emitió un nuevo informe.

Con un modelo 3D, documentó una de las matanzas más letales, como fue la del 12 y 13 de noviembre pasado en la Penitenciaría del Litoral. Allí hubo más de 60 presos asesinados. La cronología concluye que la masacre se pudo evitar e incluso intervenir a tiempo.

Sin contar con que días antes ya se reportaban disparos en la prisión y se decomisaron explosivosfusilespistolas y municiones que habrían ingresado de contrabando. Finalmente ese tipo de armas fueron las que se utilizaron en la masacre.

La organización de derechos humanos, cuantifica 7 masacres desde 2021 en cárceles de Guayaquil, Santo DomingoLatacunga y Cuenca, que dejaron más de 350 reos muertos. Sin embargo, no hay avances en las investigaciones.

Sobre el tema, el Servicio de Atención a Privados de Libertad decidió no pronunciarse. El ministro del interior, Patricio Carrillo, defendió el accionar policial.

Y si bien, Human Right Wacht, reconoce avances en la reducción del hacinamiento y capacitacion de nuevos guías penitenciarios como parte de la solucion que emprende el gobierno, considera que debe haber pronta intervención, pues las pandillas reclutan a presos por delitos menores.

Incluso desde adentro extorsionan a sus familiares y siguen operando con miembros de las organizaciones que están fuera del centro.

FUENTE: ECUAVISA