Las  alertas  de  contagio masivo  están  hoy  sobre  Quito, que tiene en promedio 100 casos diarios. Es la  ciudad  que más  contagios registra  en toda la provincia de Pichincha, la segunda en el país  con el mayor número de casos.

Lamentablemente, la pandemia  no se  combate  en los hospitales sino en las  calles, con  prevención  y distanciamiento, que es lo que en muchos sectores no se ve y eso se refleja en las estadísticas. 

El  3 de  junio, día en que se  cambió a  semáforo amarillo y los ciudadanos salieron a las calles se registraban 3.842 casos; dos días después, el 15 de junio, los contagiados fueron 4.873 casos; y a este martes 23 de junio, la cifra es mayor: 5.747 casos.      

En tres  semanas, 1.905  personas  se  contagiaron.  Tras el análisis  de las  cifras, el presidente de la  Sociedad Ecuatoriana  de Salud  Pública.

Fernando  Sacoto, observa  poca preocupación  ciudadana  y contradicción de las  autoridades en el manejo de  cifras, lo que hace  más  complicado  el combate a la pandemia.  

Cada  día  mueren más  personas  por COVID-19  confirmadas. Hasta el 13 de junio, Quito registraba 305 muertos; al 15  de junio, 375; y hasta el  lunes 22  de junio, 424. 

Para los especialistas que trabajan  en las pruebas de COVID-19, es necesario que se aplique  un testeo a la población porque  existen  factores de riesgo , como  las personas asintomáticas que  caminan por las calles. 

Toda la provincia de Pichincha registra  ahora  6.279  casos. Después de Quito, los cantones Rumiñahui  y  Mejía son los de mayor influencia.

Se teme que las  cifras aumenten cuando las  actividades, sobre todo en el sector  público, se  normalicen. Ecuavisa