La Fundación ‘Súperheroes por una sonrisa’ ha iniciado su plan piloto para mejorar el estado anímico de los pacientes pediátricos con una visita de médicos y otros profesionales disfrazados al hospital General Docente Calderón (HGDC).

Andrés Sotomayor, gerente del HGDC, ha comentado con REDACCIÓN MÉDICA, que dentro de la normativa del Ministerio de Salud Pública (MSP) está el trabajo con voluntarios “para generar actividades que mejoren la satisfacción de los usuarios”.

En ese sentido, esta fundación “cumple con los objetivos encaminados a garantizar la calidad de la gestión que beneficia a los niños y mejora su estado emocional, generando una recuperación más rápida”, ha asegurado el directivo.

Por su parte, Aída Toaza, líder del proceso de Pediatría del HGDC, ha considerado que “los niños estaban extremadamente contentos” con la visita de algunos súper héroes y se ha cumplido el objetivo de “mejorar el estado anímico” de sus pacientes.

Para la especialista “este tipo de actividades generalmente se sugiere hacerlas con pacientes de larga estancia como los oncológicos y sería importante que otros hospitales con este tipo de pacientes las realicen”.

Toaza ha mencionado que la acción de la agrupación “es muy difícil, ya que van a enfrentarse a la realidad del día a día de los pacientes. Hay que tener mucha empatía. Detrás no solo está la enfermedad sino toda la familia que también está afectada”.

 

La acción del grupo

La fundación ha colocado además adhesivos alusivos a los superhéroes en la zona pediátrica del HGDC e iniciaron la pintura de un colorido mural.

Estos profesionales sanitarios creen firmemente que mejorar el estado anímico de los niños también mejora su estado inmunológico y con un entorno agradable se mantiene el entusiasmo de estos pacientes cuando los personajes no están en los hospitales./Redacción Médica