Al iniciar el mes de diciembre, varios dirigentes y moradores de los barrios: Luz y Vida, Coop. Nuevo Amanecer, Barrio Ecuador, Unidad Nacional, Valle Hermoso, 15 de Julio de la parroquia de Calderón aseguraron haber sido “invadidos por personas provenientes del Chota”.

Terrenos vacíos que dentro de las organizaciones barriales funcionarían como áreas verdes, o son de propiedad de los vecinos. Lotes protegidos con cerramientos fueron derribados.

“Aparecieron de la noche a la mañana, 30 personas de tez negra que nos golpean.No quieren salir de lo que es nuestro”; afirma, Marcela Chuquimarca, quien señaló ser dueña legítima de un lote no construido, ubicado en Unidad Nacional.

El Comité Promejoras Unidad Nacional conformado por 300 socios, fue establecido como cooperativa de vivienda en 1993, y “reconocidos legalmente por el MIDUVI”.

En la actualidad no disponen de escrituras individuales, como lo menciona Marylin Mosquera, presidenta del Comité.

Son los dirigentes como Marylin, y demás moradores de los distintos barrios señalados, que empuñando palos entre sus manos pretenden defender lo que llaman “suyo”.

Además de su integridad física, pues los “invasores han llegado con látigos, machetes” a “quedarse con la tierra a la brava”; agregan los vecinos de Unidad Nacional.

Escenas de violencia que va desde los insultos, hasta los puños, bajo la consigna de “desalojo para los invasores”.

En medio de gritos y rumores se escucha que personas “codiciosas e inescrupulosas” intentan vender predios que no les pertenecen, a precios ilógicamente inferiores.

Ante estos focos de violencia, el Mayor Trujillo responsable del circuito Bicentenario, presente durante una de las confrontaciones, manifestó:

“Aquí, yo responsabilizó a las autoridades municipales y a la Administración Zonal para que tomen cartas en el asunto dentro de sus competencias. La policía no puede estar parada en los predios cuidando la propiedad privada.

Nos centramos en la seguridad pública, y en este momento 50 o 60 policías están descuidando sus sectores.

 Estamos aquí precautelando la seguridad. Sí la gente se pone agresiva. Si no quiere hacer caso a la autoridad tendremos que hacer el uso progresivo de la fuerza”.

El pasado 8 de diciembre, varios dirigentes barriales se reunieron con Carlos Alomoto, Secretario de Coordinación Territorial y Participación Ciudadana.

Mientras, el lunes 9 de diciembre, en el Municipio de Quito se reunió con los dirigentes de los barrios afectados, con el vicealcalde Santiago Guarderas, encargado del cabildo hasta el retorno del alcalde Jorge Yunda.

A partir de ello, se levanta una denuncia formal en la Fiscalía General del Estado; donde Johana Castellanos, Administradora Zonal de Calderón, suscribe: “se puede presumir de hechos típicos antijurídicos que lesionarían varios bienes jurídicos tutelados”.

Los barrios citados en la denuncia oficial son: “Nuevo Amanecer, Aso. Vacari, Unidad Nacional, Tajamar, Bicentenario 2 y Barrio Ecuador”, así como también se encuentran siendo objeto de daños a la propiedad pública el predio municipal No 679362.

En el documento de Fiscalía se indica, además; que de acuerdo a las quejas verbales de los moradores en la Administración Calderón:

“En el sector se encontrarían personas que portan armas de fuego, armas corto punzantes, mismas que han sido utilizadas en contra de los moradores del sector entre los cuales se encuentran mujeres, personas con discapacidad y adultos mayores con la finalidad de intimidarlos y agredirlos”.

Finalmente, la Administradora Zonal solicita la investigación de los hechos suscitados.

En el caso, del barrio Unidad Nacional, sus moradores han decidido resguardar su seguridad.

Evitar cualquier tipo de confrontación con los denominados “invasores”, y esperar medidas cautelares hasta el viernes 13 de diciembre.

De lo contrario, retomaran “la lucha” con medidas de presión en instancias municipales y en el Ministerio del Interior; a fin, de que la fuerza pública desaloje a los “invasores”.

Protestas en los exteriores de la Alcaldía

Moradores y dirigentes de varios barrios de Calderón, realizaron un plantón este miércoles 11 de diciembre en los exteriores del Municipio (centro de Quito).

Piden al Municipio frenar las invasiones de predios que se registran en la parroquia. Con pancartas y consignas en contra de quienes se apropiaron de los terrenos.

La presidenta del Comité Promejoras del barrio Unidad Nacional, señaló para diario El Comercio que desde hace 15 días viven el problema en carne propia y no hay soluciones.

“70 socios han sido despojados violentamente de sus terrenos”. Recordó que personas desconocidas las amenazaron con armas y la gente ahora no puede reclamar. Añadió que en otros lugares incluso han llevado maquinaria pesada para derrocar cerramientos de bloque y casas humildes.

“Se han apropiado amenazando, golpeando y arrastrando a la gente para sacarla de sus lotes”, denunció. Aseguró que alrededor de 5 000 familias de los nueve vecindarios de Calderón han resultado afectadas.

A su criterio, las autoridades han ignorado lo que ocurre. “Nos piden documentos, nos llaman para mesas de trabajo y no toman acciones definitivas”.

Por eso, espera una respuesta del Municipio de Quito para que se resuelva la problemática. “No somos invasores, sino compradores de buena fe y tenemos documentos”.

Un directivo del barrio Mirador Simón Bolívar aseguró que la gente vive con miedo y en zozobra. “A un vecino le tumbaron la casa y el cerramiento. Pidió al alcalde Jorge Yunda que tome cartas en el asunto”.

Una moradora del sector de Nuevo Amanecer, en San José de Morán, señaló que los problemas se presentan en toda esa zona y solicita a la Alcaldía que se la declare en emergencia porque los enfrentamientos se producen a cualquier hora del día.