Se sabe que una adecuada alimentación es clave para mantener el óptimo funcionamiento del cuerpo, pero en época de invierno, es aún más importante por el rol que cumple en el fortalecimiento del sistema inmune. De hecho, la salud de los seres humanos está estrictamente relacionada a este sistema, el cual necesita mantener una microbiota adecuada, que se refiere al conjunto de microorganismos o bacterias que residen en el intestino. Para ello, una dieta balanceada, adecuada, equilibrada, suficiente e inocua es esencial.

De acuerdo con la Dra. Ana Altamirano, nutricionista de Vita Alimentos, “(…) además de reparar cualquier daño producido por alguna enfermedad, una alimentación sana en esta temporada protege al organismo de patógenos externos que podrían causar daños y agresiones al mismo.”

Si bien a lo largo del año es indispensable mantener adecuados hábitos, no solo alimenticios sino de vida (como la práctica de ejercicio, por ejemplo), al llegar el invierno las condiciones climáticas generan ciertas limitaciones, y en ese sentido, la dieta desempeña un rol protagonista para fortalecer el sistema inmunológico. Por ello, la representante de Vita Alimentos presenta a continuación una guía para entender la relevancia de consumir alimentos saludables en estos meses, y cuáles son infaltables tanto para niños, como para jóvenes y adultos.

Sobre las necesidades del organismo en invierno

● Las lluvias y las bajas temperaturas, particularmente en la región Sierra, vuelven al sistema inmunológico más vulnerable. “Es por eso que durante este tiempo es importante incrementar el consumo de vitamina C, que se encuentra presente en frutas, y aunque la mejor forma de consumirlas es en su estado natural, existen otras alternativas como Vita Néctar de Durazno, y/o Vita Avena de Maracuyá y Naranjilla, además de productos como Vita Leche, que también contiene esta vitamina”, explica la nutricionista.

● El consumo de alimentos ricos en vitamina D también contribuye al fortalecimiento de este sistema, siendo los lácteos una fuente importante de ella. El portafolio de Vita ofrece una amplia gama de productos que aportan esta vitamina, incluyendo Vita Leche, Vita Queso y Vita Mantequilla, entre otros. “No hay que dejar atrás a otras opciones como Vita Yogur, que por sus bacterias vivas, más conocidas como lactobacillus, refuerzan aún más el sistema inmune”, resalta la Dra. Altamirano.

● También es indispensable que la dieta contenga todos los grupos de alimentos, desde lácteos y sus derivados, hasta carnes, verduras, cereales, grasas saludables, leguminosas y azúcares en una cantidad moderada, acorde con su edad, estilo de vida y objetivos personales.

Sobre los alimentos que fortalecen el sistema inmunológico

● Líquidos: El cuerpo humano está compuesto por células, tejidos, proteínas y órganos, y su funcionamiento requiere una cantidad indispensable de líquidos. “La principal fuente de hidratación es, por supuesto, el agua, pero si se busca consumir líquidos de otra forma, se puede optar por Vita Néctar de Durazno, Vita Leche, y/o Vita Avena en cualquiera de sus presentaciones”, recomienda la experta.

● Frutas: La vitamina C que aportan estos alimentos es clave para mantener un sistema inmune fuerte, así como para combatir infecciones y ayudar a la producción de glóbulos blancos, que son los encargados de cuidar la salud del organismo. “Si la persona no quiere consumir la fruta sola, puede combinarla con Vita Yogur, con lo cual no solo tendrá un snack delicioso y saludable, sino que podrá elegir de una gran variedad de sabores, como frutilla, durazno, mora, guanábana, e incluso natural sin azúcar añadida”, sugiere Altamirano. Agrega que otro beneficio del consumo de frutas, específicamente de arándanos y otros frutos rojos, es su gran aporte de antioxidantes. “Estas frutas contienen antocianina, una sustancia inmuno protectora, y se pueden disfrutar naturalmente o en preparaciones como jugos o avenas. Vita Avena con Frutos Rojos, por ejemplo, es ideal pues reúne la fibra de la avena y los antioxidantes de los frutos, conviertiéndola en una bebida idónea en esta época”, resalta.

● Vegetales: Los vegetales son muy ricos en todo tipo de nutrientes, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda incluirlos diariamente como parte de una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sodio para reducir el riesgo de enfermedades, incluyendo aquellas propias del invierno. “Algunos de los vegetales más fáciles de incorporar en sopas, ensaladas y otras preparaciones son el brócoli, la espinaca, zanahoria, remolacha, y pimientos, entre otros”, dice Altamirano.

● Lácteos y derivados: El aporte de proteína naturalde alto valor biológico que se obtiene de los lácteos ayuda a cubrir con una parte importante de los requerimientos de proteína de una persona, evitando una dieta deficiente de este nutriente. Además, productos como Vita Leche, Vita Yogur y Vita Queso, por ejemplo, aportan calcio, péptidos activos, lactoalbúminas, y vitaminas A,B y D, que son responsables también de mantener sano al sistema inmune. “Al ser alimentos completos, los lácteos aportan macro y micro nutrientes”, remarca la representante de Vita. Señala también que, durante el invierno, las necesidades de energía y nutrientes aumentan por los descensos de temperatura, y si bien en el Ecuador el invierno no es tan marcado, sí es común la aparición de virus y enfermedades respiratorias conocidas como enfermedades estacionales. “En ese sentido, los lácteos aportan a cubrir con estos requerimientos, y al ser productos versátiles, se los puede consumir en preparaciones dulces o saladas, así como frías o calientes, por lo que las alternativas para cada gusto son infinitas.” Entre otras ideas, la nutricionista recomienda una bebida caliente con Vita Leche sabor a Chocolate, o un sándwich de Vita Queso y Vita Mantequilla o Vita Ghee, que ayudarán a cubrir la demanda energética en esta época. 

● Café: El café es un antioxidante por excelencia que mejora el sistema inmune. “Si se lo combina con leche, se transforma en un alimento estrella, no solo para esta época, sino para todo el año, y además, puede consumirse frío o caliente”, indica la especialista. Vita tiene dentro de su portafolio dos alternativas maravillosas: Vita Capuchino y Vita Mocachino deslactosados semidescremados. Ambas bebidas son fuente natural de proteína de alto valor biológico, así como de vitaminas y minerales como el calcio.

Otras consideraciones

● Aunque el invierno hace que el sistema inmunológico se vea comprometido por los descensos de temperatura y los virus estacionales, la recomendación es trabajar en una alimentación completa y saludable, así como la práctica de actividad física diaria durante todo el año.

● Las personas más vulnerables, como niños y adultos mayores, deben prestar especial atención a su alimentación durante el invierno, priorizando el consumo de nutrientes de calidad como proteínas de alto valor biológico (lácteos, huevos y carnes), hidratos de carbono ricos en fibra (por ejemplo, Vita Avena con leche o fruta), y grasas saludables (tal como la Vita Ghee o la grasa contenida en la Vita Leche y Vita Queso).

● Los alimentos con escaso contenido nutricional, como las bebidas gaseosas, bebidas vegetales que no aportan proteínas de alto valor biológico, alimentos chatarra escasos en fibra y altos en grasas poco saludables, deben evitarse. “De igual manera, es preferible evitar alimentos con alto contenido de azúcar, y elegir más bien aquellos de mediano a bajo contenido, ya que el aporte en esta cantidad de azúcar también va a contribuir con el aporte calórico de la dieta, especialmente para quienes en esta época realizan actividad física al aire libre, pues necesitarán un mediano aporte de azúcar para mantener el calor y reponer la energía de su cuerpo”, concluye la Dra. Altamirano.