El alcalde de Quito, Jorge Yunda, tendrá hasta el martes 8 de junio la posibilidad de enviar a consulta sobre el cumplimiento de formalidades y procedimientos en su remoción.

Esto, después de que, la madrugada del jueves 3 de junio, el Concejo Metropolitano votó a favor de su pedido de remoción con 14 votos. El vicealcalde Santiago Guarderas confirmó que se notificó de la resolución entre la tarde y noche de ayer.

Desde esa fecha, y según el reglamento de trámites del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), el alcalde cuenta con tres días (laborables) para pedir una consulta sobre el cumplimiento de formalidades y procedimientos en su remoción. 

En el caso de ingresar los documentos al TCE y estos sean debidamente foliados y organizados, el organismo designará un juez sancionador que llevará el proceso y el pleno decidirá en el término de diez días.

La mañana del viernes 4 de junio, en Teleamazonas el alcalde Jorge Yunda confirmó que enviará al TCE los documentos para agotar la última instancia legal de una remoción que la llamó desproporcionada. “No he podido trabajar tranquilo (…) de la política salgo totalmente decepcionado”, añadió.

En esta instancia se votará sobre la aceptación o no del recurso. Sin embargo, solo verificará el cumplimiento de las formalidades en el proceso.

El TCE no analizará sobre la votación realizada por los ediles o las pruebas expuestas, es decir, según lo establece su normativa, se apegará a los lineamientos de forma dentro del proceso, una vez que la defensa de Yunda decida aplicar a esta instancia.

Así se consumirán las instancias legales dentro de los dos pedidos de remoción que se ingresaron en su contra.

El primero se terminó con el desistimiento del denunciante, Marcelo Hallo, el día de la audiencia ante los ediles.

El segundo, denunciado por Carolina Moreno y Jéssica Jaramillo completó los votos requeridos para que se dé paso la resolución de remoción. EL UNIVERSO