En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) de Carapungo organizó una mañana artística e informativa.

A fin, de que el 25 de noviembre, no pase inadvertido por los usuarios de la Unidad Judicial.

Decenas de manos se tiñeron de anaranjado, como sinónimo de unión para poner fin a la violencia contra la mujer. A esto se sumaron mesas informativas de la defensoría pública y la unidad de violencia intrafamiliar, caritas pintadas, presentación de danza del Colegio Nacional Guayllabamba y musical de “Los Tres Trios”.

A esto se sumaron mesas informativas de la defensoría pública y la unidad de violencia intrafamiliar, caritas pintadas, presentación de danza del Colegio Nacional Guayllabamba y musical de “Los Tres Trios”.

Dicho acto, estuvo a cargo de la jueza, España Gonzaga de la Unidad Tercera de Violencia contra la Mujer y la Familia, quien señaló:

Son cuatro años que venimos realizando estas actividades con mayor o menos concurrencia, porque es un día laborable. El objetivo es llamar la atención de la comunidad; sobre todo, de las mujeres, las invitamos a empoderarse. No más Violencia. No más femicidios. Estamos para juzgar la violencia contra la mujer y contra los niños; pero también, tenemos la obligación de prevenir”.

Precisamente, Paquito Policía llegó con un mensaje de protección, amor entre los miembros de la familia, y enseñó de forma lúdica seguridad preventiva, en torno a la denuncia en casos de violencia.

David Galindo, Teniente Político de Calderón, agregó: “Como autoridades estamos comprometidos con disminuir los índices de violencia de género. En nuestro país, 6 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia. Buscamos empoderar a la ciudadanía sobre las funciones del estado, las leyes que rigen alrededor de la violencia de género”.

Esta jornada informativa es el resultado de la coordinación de Tenencia Política de Guayllabamba, Calderón, Defensoría Pública, Fiscalía, Unidades de Violencia Intrafamiliar.

Al respecto, Amada Gordón comerciante de Calderón, comentó: “No solo los golpes son agresiones. También fui víctima de violencia, pero yo nunca me di cuenta. Hasta cuando aquí -Unidad Judicial- me explicaron. Fui víctima de violencia psicológica por parte de mi esposo. Gracias a Dios entendí y salí adelante”.

De esta forma, la información y educación se convierten en clave para vencer la violencia de género.

De esta forma, la información y educación se convierten en clave para vencer la violencia de género.