La Pradera importante barrio de la parroquia de Calderón, celebró 19 años de su fundación con la participación de los vecinos y vecinas del sector.

Dentro del marco de la celebración de las «Fiestas de Quito 2016», el barrio la Pradera en la parroquia de Calderón, conmemoró un año más de su fundación el día sábado 3 de diciembre, con la participación de vecinos y vecinas del sector.

El palo encebado fue el primero en imponerse en las afueras de la casa comunal, señal clara de un día lleno de alegría y juegos tradicionales. Doña Patricia Gudiño, presidenta del barrio y dueña de una sonrisa sindera, dio la bienvenida a los asistentes invitándolos a participar del evento, a la vez que señaló que se “difunda la cultura y tradiciones”

El evento organizado por la directiva y con el apoyo de radio Cero Latitud, fue del agrado de los asistentes. Jeckys «todo un ángel», conductora del programa Chikigrandes, fue la responsable de las dinamicas y juegos con grandes y chicos, entre ellos; los ensacados, ollas encantadas, el baile de la silla y más.

Artistas locales como Marlon Ortíz, del grupo musical Falsa Alarma, participaron de esta actividad, felicitándolos por su aniversario; “Pablo el romántico” segundo lugar del concurso Calderón Ama la Vida, trasladó a los presentes, hacia los años 90 con su música del recuerdo; Alexandra Mena, “la voz que enamora”, puso a bailar y cantar a ritmo de la música nacional.

Víctor Anrrango, uno de los socios de la Pradera, comentó que, aunque vino un año después de su fundación, le comentaron que para llegar a constituirse como barrio tuvieron que luchar cuatro años más. Recuerda tambien que las calles eran de tierra, y que hace aproximadamente cuatro años, se logró adoquinar la última calle. Dijo que todas las obras se han realizado en cogestión, “mitad y mitad”, con instituciones como el Cosejo Provincial, municipio, entre otras entidades y la comunidad.

Recalca también, que todo este trabajo a sido liderado por dirigentes decididos, como José Martínez, quien fue presidente por varios años y como él es “entrador” han logrado tener los servicios básicos en su totalidad y ahora pueden celebrar por todo ese trabajo, en un espacio como es el área verde de su barrio. /J. Burga