Pese a que el vicealcalde y varios concejales de Quito solicitaron, mediante un pedido formal el lunes último, que los jueces actúen con la misma celeridad que actuaron cuando entregó la medida cautelar solicitada por Jorge Yunda, para suspender la resolución del Concejo Metropolitano que aprobó su remoción como alcalde de Quito, el nuevo juez a cargo del caso, Patricio Tello, dispuso que el 19 de julio próximo se dé la audiencia en la que se conocerá el pedido de revocatoria de la medida cautelar.

La diligencia se realizará diez días después de que el vicealcalde Santiago Guarderas y varios de los concejales que aprobaron la remoción de Yunda presentaron un pedido para que se revoque la medida cautelar otorgada por el juez Carlos Soto, de la Unidad Judicial de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, ubicada en el norte de Quito.

Jorge Yunda presentó la acción constitucional de medidas cautelares la mañana del 7 de julio pasado y el juez Soto ya para el mediodía de ese mismo día había resuelto otorgando las medidas solicitadas. Tanto la velocidad en que fue resuelto el pedido como el accionar del juez no solo generaron el rechazo de los concejales accionados, sino también dudas de cómo se realizó el sorteo de la causa.

La medida cautelar a la que dio paso Soto suspende la resolución del Concejo Metropolitano, del pasado 3 de junio, que aprobó la remoción como alcalde de Quito de Jorge Yunda. La medida tendría efecto hasta que se conozca el dictamen de la Corte Provincial sobre una acción de protección que ingresó Yunda en contra del informe de la Comisión de Mesa que analizó los pedidos para removerlo de sus funciones.

El juez Tello, quien reemplaza al ahora suspendido provisionalmente juez Soto, convocó a las partes procesales a las 16:00 del lunes 19 de julio próximo para realizar la audiencia pública en la sala 803 de la Unidad Judicial Civil, localizada en el Complejo Judicial Norte, en la capital.

«Hoy el Concejo de la Judicatura le queda debiendo a Quito» señala Edison Carrillo abogado del grupo de concejales que solicitan la revocatoria de las medidas cautelares. «El Juez Patricio Tello se lava las manos y deja para que sea la jueza Erazo quien haga la audiencia que le debió corresponder a el hacerla, pues ha tenido el expediente de adorno desde el día viernes hasta hoy» menciona Carrillo

El viernes último se informó desde el Consejo de la Judicatura del inicio de procesos administrativos disciplinarios y la suspensión provisional sin remuneración de los jueces Belén Domínguez y Carlos Soto, además del ayudante judicial y la secretaria de la Unidad Judicial Especializada Quinta de Violencia contra la Mujer del Complejo Sur, en Quitumbe, y la oficinista auxiliar y el secretario de la Unidad Judicial de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Veintimilla, en el norte de Quito.

Contra los seis funcionarios judiciales procedió el inicio de procesos administrativos disciplinarios y la suspensión provisional, pues participaron en las dos acciones constitucionales presentadas por Jorge Yunda, para evitar ser removido del cargo de alcalde de Quito, en cuyos sorteos habrían existido irregularidades que son investigadas.

Desde el lado penal, estos hechos también son indagados pese a que no se ha abierto formalmente una investigación previa. Lo que sí realizó la Fiscalía fueron nueve allanamientos a las oficinas y viviendas de los jueces Domínguez y Soto, así como también los lugares donde laboraban los otros cuatro funcionarios judiciales suspendidos. Al momento se analizaría la documentación y varias computadoras incautadas. EL UNIVERSO