El juez Esteban Calderón, de la Unidad Judicial Especializada de Violencia contra la Mujer y la Familia, ha ordenado que Jacobo Bucaram Pulley sea trasladado desde la Cárcel 4, en Quito, a su casa en Guayaquil, tras decidirlo en una Audiencia de Hábeas Corpus relizada al borde de la medianoche del martes 22 de febrero de 2021.

Bucaram es investigado por su presunta participación en un caso de delincuencia organizada relacionada con la compraventa con sobreprecio de insumos médicos durante el momendo más duro de la pandemia de coronavirus en Guayaquil.

El recurso de hábeas corpus tenía por objeto reclamar por una supuesta vulneración de derechos dde Jacobo Bucarm, quien alega adolecer una condición médica de riesgo que no habría sido tratada de forma correcta y a tiempo en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) número 2 de Quito, más conocida como Cárcel 4, en el que se encuentra.

“Jacobo Bucaram Pulley debe recibir urgente atención médica y psicológica, de estricto rigor técnico en una casa de salud, con especialistas que garanticen su vida y en un sitio que esté a nivel del mar”, según el documento en el que la defensa de Bucaram Pulley solicitó el hábeas corpus para proteger su vida e integridad física.

La defensa de Jacobo Bucaram no solo alega no haber recibido en la Cárcel 4 el “necesario y obligatorio tratamiento médico” de sus dolencias cardiacas, sino que también suma que se le habrían realizado constantes requisas en las que se ha vulnerado su integridad física y psicológica, ataques por redes sociales y medios de comunicación, situaciones que supuestamente tendrían al procesado “en un grave estado de vulneración física y psicológica”. EL REPÚBLICA