Muchos pensaban que con el gran eclipse total de Sol terminaban los grandes espectáculos astronómicos del año. Pero, no. Aún queda un regalo más de este asombroso 2020 en términos astrales. Se trata de la espectacular en el cielo que parecerán casi superpuestos desde la Tierra, justo en el comienzo del solsticio de verano en este hemisferio.

A los observadores del cielo les espera un regalo de fin de año. Lo que se conoce popularmente como la es una conjunción planetaria especial fácilmente visible en el cielo nocturno durante las próximas dos semanas, cuando los planetas brillantes Júpiter y Saturno se unan, culminando en la noche del 21 de diciembre

Puedes imaginar el Sistema Solar como una pista de carreras, con cada uno de los planetas como un corredor en su propio carril y la Tierra volcada casi en el centro del estadio”, explicó el científico Henry Throop, astrónomo de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en Washington. “Desde nuestro punto de observación, podremos ver a Júpiter en el carril interior, acercándose a Saturno durante todo el mes y finalmente adelantándolo el 21 de diciembre.”

Los expertos explican que si bien estos dos planetas se encuentran en esta posición cada 20 años, el encuentro de este año es muy particular ya que han transcurrido casi 400 años desde que ambos estuvieron tan cerca el uno del otro, y cerca de 800 años desde que el encuentro tiene lugar por la noche, lo que hará posible que sea visible en casi todas partes del mundo, señala la NASA.

Pero aclara que esta “cercanía” es una cuestión de perspectiva ya que en realidad los dos planetas están separados por cientos de millones de kilómetros.

Esta alineación cercana aparecerá con solo una décima de grado de distancia y durará unos pocos días.

La NASA explica que esta alineación cercana aparecerá con solo una décima de grado de distancia y durará unos pocos días. 

“El día 21, parecerán tan cerca que un dedo meñique con el brazo extendido cubrirá fácilmente ambos planetas en el cielo. Los planetas serán fáciles de ver a simple vista mirando hacia el suroeste justo después del atardecer”, aclaró la agencia espacial estadounidense.

Desde nuestro punto de observación en la Tierra. Y mientras que la conjunción ocurre el mismo día que el solsticio de invierno, esto es simplemente una coincidencia, basada en las órbitas de los planetas y la inclinación de la Tierra.

“Conjunciones como esta podrían ocurrir en cualquier día del año, dependiendo de dónde estén los planetas en sus órbitas,” dijo Throop.

“La fecha de la conjunción está determinada por las posiciones de Júpiter, Saturno y la Tierra en sus trayectorias alrededor del Sol, mientras que la fecha del solsticio está determinada por la inclinación del eje de la Tierra. El solsticio es la noche más larga del año, por lo que esta rara coincidencia le dará a la gente una gran oportunidad de salir y ver el sistema solar.” INFOBAE