El Congreso de Ecuador ha abierto este martes una comisión para investigar el asesinato de la abogada María Belén Bernal a manos de su marido en aras de entregar un informe de fiscalización y control político del caso.

Conformada por cinco asambleístas mujeres, el pleno del Parlamento ecuatoriano ha creado la comisión especial ocasional «por la verdad, justicia y reparación» del caso de María Belén Bernal, según ha recogido el diario ‘El Comercio’.

En concreto, la comisión tiene 30 días para estudiar lo ocurrido durante el asesinato registrado el pasado 11 de septiembre en la Escuela Superior de la Policía de Quito, llevado a cabo a manos de su marido, Germán Cáceres, que lleva en paradero desconocido desde entonces.

«Es una decisión política fiscalizar y es una decisión política darle respuesta a una familia que ya no tiene una hija», ha aseverado la diputada del correista UNES Gissela Garzón.

«O asumimos todos y todas un feminicidio que pasó en la Escuela de Policía o ¿para qué estamos aquí?, ¿qué le vamos a decir al país?», ha añadido Garzón, según ha informado Tele Amazonas.

Las autoridades de Ecuador confirmaron el pasado jueves el hallazgo del cadáver de Bernal, a la par que anunciaron el inicio de labores de búsqueda del marido de la abogada, Germán Cáceres, principal sospechoso y que habría abandonado el edificio a bordo de un vehículo.

Los investigadores han localizado objetos personales de Bernal en la habitación de Cáceres y examinan, entre otras hipótesis, si pudo cometerse el crimen con participación de varias personas. Por su parte, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ordenó el 17 de septiembre el cese del director de la Escuela Superior de Policía.