Una intensa sesión que se desarrolló en medio de acusaciones, burlas, discusiones subidas de tono, micrófonos apagados y gritos se vivió este 11 de mayo de 2022 en la Comisión de Participación Ciudadana, donde compareció la Fiscal General de la Nación, Diana Salazar..

Por más de dos horas, Salazar explicó las razones por las que el pasado 6 de mayo ingresó una notificación al edificio Legislativo sobre la indagación previa que Fiscalía abrió para 93 asambleístas por la denuncia de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori en contra de quienes conformaron la comisión multipartidista.

El presidente de la Comisión, Ferdinand Álvarez, de UNES, puso las reglas del juego antes del inicio de la comparecencia, recordando que no se permitiría ninguna falta de respeto. Sus recomendaciones quedaron solo para el registro.

Salazar comenzó su intervención recordando que los servidores públicos no pueden salirse de las competencias y facultades para las que fueron asignados.

“La Fiscalía no se ha entrometido en ninguna función. Entre mis competencias está abrir indagaciones previas por presuntos delitos, lleguen por denuncias, informes o providencias” aclaró la Fiscal General.

En este caso se abrió la investigación 17250202200065 por incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente (Art. 282 COIP) al conformar la comisión multipartidista, a pesar de existir medidas cautelares que prohibían hacerlo, según la Presidenta del Legislativo.

Salazar explicó que es deber de la Fiscalía atender todas las denuncias, “vengan de donde venga” y que, no hacerlo sería un incumplimiento de funciones. “Al tener conocimiento de un delito la consecuencia inevitable es el inicio de una investigación previa”, aseveró.

En este caso la investigación puede desembocar en el archivo de la denuncia o en la acusación a los implicados.

Aunque la denuncia original ingresada por Guadalupe Llori el 26 de abril a las 17:54 es contra 93 asambleístas, se hizo luego una extensión en la que solo demandan a 81. “Esto no tiene sentido”, dijo la Fiscal al señalar que “si da a pensar a la Fiscalía que se pretende utilizar a la Justicia como instrumento de presión política”.

También, durante su comparecencia, anunció que la demandante no ha ido al reconocimiento de firma y rúbrica. Tampoco ha respondido al llamado de la Fiscalía de comparecer de forma libre y voluntaria.

Además, confirmó que existe otra investigación previa contra la Presidenta de la Asamblea por una denuncia del asambleísta Fausto Jarrín, quien la acusa de peculado.

A pesar de que la Fiscal insistió en que tiene una agenda apretada y no podría quedarse mucho tiempo, los asambleístas correistas y los oficialistas se estancaron en riñas entre los minutos que tenían para extender preguntas a la Fiscal.

Se lanzaban ataques y acusaciones por defender o rechazar la conformación de la comisión ad hoc que, según el calendario al que LA HORA tuvo acceso, este 31 de mayo pasará al Pleno el informe del que dependerá la destitución de la presidenta de la Asamblea Nacional.

 Reacciones y disputas

Nathalie Viteri del PSC hasta se arriesgó a explicar lo que es una medida cautelar, ante la Fiscal General del Estado.

Juan Fernando Flores, jefe de la bancada de CREO se quejó de que intentaron cortarle el micrófono. Ferdinand Álvarez llegó a decir “en esta comisión mando yo”.

Mónica Palacios de UNES inculpó a la máxima autoridad judicial: “Usted se está juntando con la ilegalidad de la Presidencia” a lo que, el Presidente de la Comisión y asambleísta de la misma bancada correísta, le pidió que se controlara. Igual Palacios terminó su intervención señalando a la Fiscal y diciendo: “Tampoco le tengo miedo, no vamos a interferir en la injerencia de las funciones del Estado”.

Días atrás, Palacios anunció que irá por el juicio político en contra de la Fiscal Diana Salazar.

El asambleísta Guido Chiriboga (CREO) denunció que “el objetivo de la oposición es tomarse el control de las instituciones” a lo que Natalie Viteri (PSC) le respondió: “Esas ya fueron tomadas hace rato y nadie ha dicho nada”.

Al final llegó la escolta legislativa. porque la discusión subió de tono y Ferdinand Álvarez permitió a la Fiscal Diana Salazar retirarse sin responder debido al álgido momento.

“No es correcto que se involucre a la Justicia en una pugna política ni que se juegue con la fe pública. La Fiscalía tiene miles de casos que atender. No es justo tener que estar aquí dando cuenta de nuestras actividades”

Diana Salazar, Fiscal General

FUENTE: LA HORA ECUADOR