El 1 de junio de 1897, por mandato del presidente Eloy Alfaro, nació una de las instituciones educativas más emblemáticas del país: el Instituto Nacional Mejía. Con su surgimiento, por primera vez en la historia se impartía la educación laica en la capital ecuatoriana, sustituyendo así a los colegios católicos, que habían monopolizado la educación por muchos años.

En esta institución icónica para el país se llevará a cabo, este lunes 4 de septiembre, la inauguración del ciclo escolar 2017-2018 del régimen Sierra-Amazonía. El presidente Lenín Moreno, que también estudió en el Mejía, será el encargado de inaugurar oficialmente las clases, en una ceremonia que se realizará a las 12:30 locales.

El Mejía fue intervenido desde el año pasado con una inversión gubernamental de 3,5 millones de dólares. El edificio conocido como “El internado” y el Edificio Sur fueron completamente renovados. Las aulas, baños, pasillos, paredes y demás recibieron tratamiento y también la fachada de los edificios.

María Augusta Montalvo, subsecretaria de Educación, dijo a Andes que alrededor de 70 aulas fueron renovadas, 6 laboratorios y los espacios para atender a los padres de familia y en los que se reúnen los maestros. Explicó que el lunes se firmará un convenio tripartito entre la Universidad Central del Ecuador, el Instituto Nacional de Patrimonio y el Ministerio de Educación, que tendrá de testigo de honor al presidente Moreno, para iniciar los estudios de rehabilitación integral del edificio patrimonial del colegio.

“Creo que ese es un mensaje importante porque no vamos a intervenir únicamente en la parte arquitectónica y estructural, sino que nos interesa hacer una rehabilitación de los museos, la biblioteca, de los espacios de gran valor patrimonial que tiene el colegio”, señaló.

En la parte patrimonial, el Mejía cuenta con un Museo de Ciencias Naturales y otro etnográfico. En el primero se tiene una colección de 2.846 animales de los cuales se distribuyen en 172 reptiles, 14 anfibios, 122 peces, 2.246 aves y 293 mamíferos. En el segundo, las muestras recogen a las culturas de las tres regiones del país.

En sus inicios el Mejía fue mixto, pero luego se volvió exclusivamente masculino, característica que se mantuvo hasta el 2011. Durante la presidencia de Rafael Correa se pone en manifiesto la nueva Ley de Educación en la cual la institución vuelve a dar cabida al estudio a la mujer ecuatoriana pues el mandato exige que todos los colegios sean mixtos.

El colegio funcionó en el antiguo edificio escolar de los Hermanos Cristianos, conocido como El Beaterio frente a la actual Plaza de Benalcázar. En los años 50 se construyó un edificio moderno conocido como “El Internado”, por haber sido levantado con la intención de que el colegio albergara internos, proyecto que no prosperó por lo que los dormitorios fueron convertidos en aulas y laboratorios.

Guillermo del Hierro, actual rector del Mejía, ha trabajado 29 años en la institución. Él le contó a Andes que es sumamente importante esta renovación porque “hoy tenemos espacios más funcionales, las aulas más acogedoras y de esa manera nuestros estudiantes pueden desarrollar en un ambiente de calidez y calidad sus actividades académicas”, dijo.

Además resaltó el rol que la institución ha tenido a lo largo de los años. “La importancia del colegio radica en que se convierte en una institución que va a dar paso a una nueva ideología como es el liberalismo, era importante implementar la educación laica en el país y desde ese punto de vista es el segundo colegio laico en el Ecuador, después del Bolívar de Tulcán”, aseguró.

Y a esto se suma el hecho de que importantes figuras en el campo artístico, cultural y político se han formado en esta institución, entre ellos el propio presidente Lenín Moreno, que estuvo allí hasta 5to de Bachillerato.

El Mejía alberga a 5.600 estudiantes en tres jornadas: matutina, vespertina y nocturna. Sobre los cambios presentados en los últimos años cuando el colegio se hizo mixto, Del Hierro señaló: “para nosotros no es nuevo, porque en sus inicios el colegio empezó siendo mixto, entonces se ha retomado eso y es positivo que los chicos, desde temprana edad aprendan a convivir en sociedad con diferentes géneros”.

Para ingresar al colegio se debe hacer el trámite que establece la Ley de Educación, entrar al sistema y ellos son quienes asignan un cupo de acuerdo a la sectorización.

Según Montalvo, “El Mejía es una institución ícono para la ciudad y es emblemático desde el punto de vista patrimonial y por eso se escogió para la renovación, pero también de la necesidad que tenemos en Quito de dar una mejor atención de calidad a los niños y chicos que estudian en esta institución educativa”, señaló.

A partir del lunes, 4 de septiembre, y de manera escalonada, se iniciará el nuevo año lectivo 2017-2018 en los establecimientos educativos del régimen Sierra-Amazonía. Las unidades educativas fiscales recibirán a 1´501.077 estudiantes. De esta cifra, más de 134 mil estudiantes son nuevos inscritos lo que significa un crecimiento de 3.78% en relación al año anterior.

 

/ANDES