Con varias actividades de emprendiemiento en la plaza de la Independencia de Quito, se reconoció el trabajo “invizibilizado” de la mujer rural, del día sábado 13 de octubre de 2018, en el marco del día Internacional de la mujer rural Ecuador.

Las carpas ubicadas alrededor de la plaza grande, en centro histórico, anunciaron un evento donde la mujer de la ruralidad Quiteña fue la protagonista de este evento. Gastronomía, artesanía, danza, propios de cada parroquia participante hicieron alarde del progreso y trabajo femenino, dado que cada una de los productos lo hicieron con sus propias manos.

Esteban Loayza Sevilla, Director Metropolitano de Parroquias Rurales, dio la bienvenida al conversatorio que se realizó en el Centro Cultural Metropolitano. Durante el Conversatorio Distrital de mujeres rurales se realizó la socialización sobre del proceso de conformación del Consejo Consultivo de Mujeres Rurales donde María Belén Aguirre, Secretaria General de Territorio del DMQ, expuso la importancia de la mujer rural a nivel mundial, dado que conforman un cuarto de la población y a nivel Ecuador ese porcentaje lo conforman el 16%. Añadió que la mujer es quien observa y piensa los sucesos de forma individual y colectiva.

De esa manera, presentó el proceso de conformación del Consejo Consultivo de Mujeres Rurales por Aguirre, siendo que estos mecanismos están enfocados en los ejes productivos, económicos y de liderazgo con propuestas por medio de un plan de trabajo.

explicó que quienes pueden participar para ser parte del concejo son organismos sociales y lideresas de las parroquias rurales.

Para finalizar, el evento, se habló del  video “Tierra de mujeres” y su lanzamiento que por problemas técnicos no pudo salir al aire, sin embrago, se lo puede ver en https://bit.ly/2QO49Wu donde la protagonista es doña Mercedes Vega, oriunda de la parroquia de Lloa.

Doña Michita, como le dicen de cariño, explicó que su trabajo inició luego de darse cuenta que en su alrededor existía mucha violencia a la mujer por parte de sus esposos y por ende a sus hijos también. Por eso, ella incentivó a crear emprendemientos para que las mujeres se empoderen de la economía y de esa manera, se independicen de sus esposos y por ende no sean violentadas.

Con este ejemplo, existen muchas mujeres en la ruralidad que han logrado salir adelante y es por eso que se realizó una edición más de esta feria en Ecuador. /J. Burga