Ante la inexistencia de una vacuna para prevenir el covid-19 y una propagación exponencial, las esperanzas de gobiernos y ciudadanos ha estado puesta en que los contagiados que se recuperan se vuelvan inmunes al virus.

Estados Unidos implementó un tratamiento con plasma sanguíneo  de los pacientes recuperados para tratar a los enfermos graves.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud advirtió que aún no se ha confirmado que en efecto los contagiados desarrollen inmunidad una vez que se recuperan.

«Respecto a la recuperación y reinfección no tenemos una respuesta. Eso es una incógnita», dijo Mike Ryan, director ejecutivo de emergencias de la OMS.

Todavía no  existe evidencia que confirme que una misma persona no pueda contraer la enfermedad una segunda vez.

Coronavirus

El organismo global en materia de salud señaló este lunes que la pandemia de coronavirus ha resultado ser diez veces más mortífera que la anterior pandemia: la de la gripe porcina que se originó en México en 2009 y causó 18.500 muertes, según cifras de la OMS.

El coronavirus, originado en Wuhan, China, ha ocasionado más de 115.000 decesos en todo el mundo, además de 1 millón de infectados.