La “Casa de la Ruralidad” en la Tola, nuevamente fue eco de propuestas y acuerdos entre los diferentes actores estratégicos de la ruralidad.

El pasado, jueves 3 de mayo se efectuó la reunión de trabajo convocada por Pablo Cobos, presidente de ASOGOPAR-Q. A la que asistieron Bolívar Tello, director de control y orden público del Ministerio del Interior; Teniente Coronel Jimmy Calero, jefe de la gestión administrativa del DMQ; Ing. Edison Coque, coordinador de inspectores de la zona centro del Cuerpo de Bomberos; Carlos Murillo de la Dirección Metropolitana de Gestión de Riesgos; Carmita Bucheli de la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgo.

En el marco de la construcción de una cultura de prevención y seguridad. Bolívar Tello, señaló dos requisitos obligatorios para la obtención de permisos para espectáculos públicos: permiso de uso del suelo otorgada por los GADs parroquiales, y el plan de contingencia.

Con el aumento progresivo de comisarios en los distritos de la capital, se prevé desconcentrar de las intendencias los tramites de permisos, siendo esta una “buena noticia” para parroquias rurales, cuyas distancias se acortan.

Magaly Torres, comisaria nacional del Distrito Quitumbe fue la encargada de socializar la normativa vigente, fijada en el Art. 34 del Acuerdo Ministerial 0887 en torno a los requisitos generales para el permiso de eventos públicos. Los mismos que produjeron cierto malestar en los representantes y autoridades de las distintas parroquias asistentes, por lo que se solicitó reformas al acuerdo ministerial mencionado.

Pablo Cobos sería el encargado de convocar a una reunión de trabajo con las autoridades parroquiales, para formalizar las modificaciones al Acuerdo 0887, alrededor de restituir facultades a las Tenencias Políticas para la gestión de permisos, principalmente de parroquias lejanas, como las noroccidentales o norcentrales.  Respecto a la elaboración del plan de contingencia, a partir de las 250 personas y no de las 125 como se encuentra actualmente estipulado. Extender el horario de los espectáculos públicos.

Carlos Murillo se refirió a la firma de un convenio, en el que delegados administrativos se dirigirán a territorio para capacitar en la correcta elaboración del plan de contingencia, el mismo que se redujo de 8 a 3 hojas; además, ya no se requiere la firma de un técnico para avalar dicha documentación. Estas acciones, ya fueron llevadas a cabo con éxito en la parroquia de Perucho. /G. Pagalo