Para sorpresa de quienes casi no sintieron nada tras la primera o segunda vacuna contra la COVID-19, la tercera o ‘de refuerzo’ les está causando un inesperado conjunto de efectos secundarios que a algunos casi los ‘tumba’.

Sobre todo sorprende a quienes la primera dosis no les significó nada más que algo de somnolencia o un leve y pasajero dolor por el pinchazo; y ahora en cambio reportan uno mucho más fuerte y prolongado del brazo; astenia o sensación de cansancio, dolor de cabeza, muscular, escalofríos y fiebre.

En otros casos, también la activación o complicación de los síntomas de algunas enfermedades previas, como faringitis o una crisis de asma. O la inflamación de ganglios que suele aparecer en las infecciones.

En fin, un cuadro que, en medio de la ola de contagios por la variante ómicron suscitada en semanas pasadas, causó preocupación a más de uno. Y que también ha generado especulaciones sobre las posibles causas, entre ellas, que se debe a tal o cual vacuna; o a la combinación de estas.

Sin embargo, los médicos consultados por este Diario reconocen que si bien estos síntomas pueden ser molestos, son preferibles al riesgo de infectarse o reinfectarse del virus SARS-CoV-2 sin contar con la protección de las vacunas.

Sobre la causa, consideran que es una reacción del cuerpo o del sistema inmunológico a la exposición relativamente continua a las vacunas. 

“La explicación, muy personal sobre lo que me consulta, sería que el sistema inmune ya está entrenado debidamente y respondería con mayor intensidad de síntomas”, dice el doctor especializado en Medicina Interna, Ilin De la Torre, quien sigue las investigaciones médicas locales y extranjeras sobre la pandemia y su evolución.

“La explicación, muy personal sobre lo que me consulta, sería que el sistema inmune ya está entrenado debidamente y respondería con mayor intensidad de síntomas”

Dr. Ilin De la Torre

El doctor Carlos Luis Salvador, director de la Mesa técnica de Salud del Municipio de Guayaquil, coincide en ello: “Esta reacción se da porque se está aplicando una tercera dosis cuando aún tenemos anticuerpos por las otras dos vacunas. Entonces, esto ocurre porque nuestro sistema inmune está sobreestimulado, porque hemos recibido dos dosis en un tiempo relativamente corto”.

Salvador, quien supervisa la vigilancia médica y la evolución de la pandemia en la ciudad, estima que ocho de cada diez personas que reciben la tercera dosis reportan estos cuadros.

Pero aclara que se trata de efectos secundarios y no de reacciones adversas. “Efecto secundario es lo que uno espera, algún tipo de sintomatología después de la aplicación de algún medicamento”, explica.

Y también resalta que esta reacción puede ser molestosa, pero no es grave ni mortal como pudiera resultar un contagio del virus sin tener la protección de las vacunas. “Estos síntomas no duran más de 48 horas y aún en el peor de los casos no hacen falta antibióticos, sino que se pueden tratar con paracetamol y nada más”, insiste.

Salvador enfatiza la importancia de vacunarse, pero sugiere seguir los esquemas y tiempos recomendados para ello por los laboratorios fabricantes y por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La opinión, en el mundo científico es que más refuerzos agotarían el sistema inmune (con sus respectivas consecuencias)”, acota De la Torre.

Esto ocurre porque nuestro sistema inmune está sobreestimulado, porque hemos recibido dos dosis en un tiempo relativamente corto.

Dr. Carlos Luis Salvador.

EL REFUERZO, DISPONIBLE PARA MAYORES DE 18 AÑOS EN ADELANTE

Desde el lunes de esta semana(14 de febrero), las personas mayores de 18 años de edad también pueden acceder a la vacuna de refuerzo contra la COVID-19. El requisito es que hayan cumplido cinco meses de haber completado el esquema, según informó el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El refuerzo se hará con los biológicos Pfizer o AstraZeneca. En el caso de Cansino (monodosis), se deben evaluar las contraindicaciones, en especial, en mujeres embarazadas, período de lactancia, mayores de 61 años o viajeros. La información consta en los lineamientos publicados por la entidad

FUENTE: EXPRESO