Aun los vecinos de Carapungo, barrio ubicado en la parroquia de Calderón, se lamentan la noche del 12 de octubre del 2019.

Cuando un grupo de vándalos incendiaron y destruyeron la Unidad de Policía Comunitaria (UPC), ubicada en Panamericana Norte y Padre Luis Vacarí, en el marco de las protestas por el paro nacional de octubre.

Durante algunos meses una cinta amarilla que indicaba “peligro” rodeaba la UPC. Cinta que el martes 14 de enero fue reemplazada por un listón rojo para dar por inaugurada la reconstrucción de la Unidad de Policía Comunitaria-Carapungo (Calderón), que pertenece a la zona 9 del Distrito Metropolitano de Quito.

Nuevamente el Ministerio de Gobierno y la empresa privada, KIA MOTORS se unen para dar buenas noticias a la ciudadanía.

Durante su intervención, Ricardo Rosales, gerente general de KIA MOTORS señaló:

“Todo ciudadano tiene una responsabilidad con su sociedad. Ser miembro de una sociedad no es solamente exigir. Nos olvidamos que debemos dar, y ser recíprocos…”  “…La responsabilidad social de las empresas se mide en actos como este. En donde debemos devolver a la comunidad, aquello que injustamente le ha sido arrebatado…”.

Ricardo Rosales hizo la entrega oficial de las llaves de la institución al Comándate de Policía de la zona 9 del DMQ, Víctor Arauz.

Por su parte, Geovanna Méndez, en nombre de los moradores de la parroquia destacó: “Que esto – destrucción de la UPC-, nos quede como una enseñanza, que lo del pueblo, solo le cuesta al pueblo”.” … No se vuelva a repetir un doce de octubre. Llamo a todos los moradores de Calderón, Llano Grande, Llano Chico a cuidar de la UPC, que es nuestra”.

Méndez solicitó de manera urgente a María Paula Roma, Ministra de Gobierno, “la intervención integral de la parroquia de Calderón, en especial de Carapungo. Necesitamos mesas de trabajo. No queremos que se acuerden solo cuando quieren votos”; exigió, además, la reactivación de la unidad policial en la Av. Rio Cayambe en Carapungo, inhabilitada hace cerca de 4 años.

No obstante, el Comandante General de la Policía, Patricio Carrillo Rosales enfatizó en la importancia de la corresponsabilidad, y mencionó “la seguridad en Quito no está garantizada, y en este sector no está garantizada con una unidad de policía comunitaria, patrullero, una motocicleta. Está garantizada con todo un sistema de policía judicial, de investigación, del estado que sirve para judicializar y sentenciar”.

Asimismo, “la ciudadanía debe empoderarse, que asista a la UPC es la casa de todos. Una policía comunitaria, una policía amiga que siempre cumple con la seguridad ciudadana”, afirmó David Galindo, Teniente Político de Calderón.

Finalmente, la Ministra de Gobierno, María Paula Romo señaló “Todo eso – destrucción material de octubre- es lamentable porque lo que se lastimo es la confianza de la sociedad…”. “… Estos eventos son la oportunidad para volver a empezar, para reconocer que la violencia nunca es el camino. Que la violencia nunca puede ser la solución. El país perdió más de 950 millones de dólares. Esto no lo podemos volver a permitir, enfrentarnos entre nosotros. La policía tiene una tarea que no es sencilla, la tarea de cuidarnos, y para hacerlo incluso usar la fuerza”.

El Ministerio de Gobierno repondrá 100 automóviles, motocicletas. Aparte del proyecto conjunto con el municipio de la ciudad para recuperar demás elementos policiales destruidos.

De esta forma suman 15 Unidades de Policías Comunitarias recuperadas de las 20 afectadas en Quito, indicó María Paula Romo.