El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ha arremetido contra el juez que aplicó medidas sustitutivas y dejó en libertad a cinco presuntos delincuentes, entre ellos el posible responsable de la muerte del director de la cárcel El Inca, Santiago Loza.

Aunque en un primer momento Lasso ha apostado por no calificar al juez responsable de esta medida, más tarde se ha aventurado a tildarlo de «enemigo de la seguridad pública» y «defensor de delincuentes», tal y como recoge el diario ecuatoriano ‘El Universo’.

«No puede ser que el esfuerzo de la Policía Nacional termine en la irresponsabilidad de un juez que deja libres a avezados delincuentes», ha recriminado el mandatario ecuatoriano durante su discurso en un acto con la Policía.

Finalmente, Lasso ha llamad al presidente del Consejo de la Judicatura de Ecuador para que aplique sanciones ejemplares contra el magistrado, a quien ha acusado una vez más de estar «del lado de los delincuentes y no del lado de los ciudadanos».

Loza fue hallado muerto a comienzos de diciembre en la periferia de la capital del país, Quito, víctima de una «mortal atentado». El director del centro penitenciario El Inca llevaba apenas tres semanas en el cargo.