Luego de que el presidente de la República, Guillermo Lasso, revelara los nombres de cinco asambleístas involucrados en un presunto delito de concusión a cambio de votos, todos ellos de Pachakutik, el movimiento indígena anunció acciones e hizo un pedido a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Lasso pidió este sábado que se investigue a los legisladores Rosa Cerda, Gisella Molina, Edgar Quezada, Celestino Chumpi y Cristian Yucailla, así como al asesor parlamentario Marcelo Rosero, por presuntamente exigir pagos indebidos previo a la votación de un proyecto de ley de inversiones que impulsaba el Ejecutivo, y que terminó archivado por una amplia mayoría en la Asamblea Nacional

«Exigimos que la Fiscalía realice la correspondiente investigación y se sancionen a los responsables de actos alejados de la ética, ratificamos nuestro compromiso de lucha contra la corrupción venga de donde venga», dice un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en donde además se colgó un comunicado suscrito por el coordinador nacional Marlon Santi.

En el escrito, el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, resaltó que la FGE debe investigar «con objetividad, transparencia y en el marco de la Ley», todo acto que no esté pegado a la ética de cualquier funcionario público y que de comprobarse actos dolosos, que se aplique el máximo rigor de la Ley a quien corresponda.

Destacó también que «como organización política seria y enmarcada en la lucha histórica contra la corrupción, como guardianes de los preceptos que practicamos: Ama Killa, Ama Llulla, Ama Shuwa, en homenaje y en honor a quiénes nos precedieron en la lucha social, pedimos a la justicia que actúe con la mayor transparencia y si alguno de nuestros compañeros ha traicionado a nuestro pueblo que pague como la ley lo determine».

El movimiento recordó a la fiscal General, Diana Salazar, que «en sus manos está la responsabilidad de hacer brillar la justicia en nuestra Patria, dejando un precedente histórico contra el terrible cáncer que azota al pueblo ecuatoriano que es la corrupción, tiene todo nuestro apoyo para que cumpla con su trabajo con verticalidad y objetividad, sin presiones políticas y sin olvidar que igual de inmoral es el que ofrece como el que recibe y debe ser castigado de la misma forma el corrupto como el corruptor«.

Por su parte, Pachakutik informó que realizará el debido proceso de investigación y buscarán las pruebas necesarias «ante estas serias acusaciones que se dan luego de no aprobarse una Ley».

«Debemos respetar el derecho a la presunción de inocencia y de ser hallados culpables quienes son acusados, no solo serán sancionados casa adentro, sino exigiremos la sanción legal correspondiente tanto para quien pidió dinero como para quien lo ofreció a cambio de votos», concluyó el comunicado.

Ayer Lasso dijo cumplir con su obligación de denunciar la corrupción, aunque su pronunciamiento también responde a voces de opositores que le pedían aclarar su comentario del pasado jueves, cuando afirmó que la Asamblea había negado y archivado su proyecto porque no se había sometido a los «chantajes» de ciertos políticos.

Los legisladores involucrados, según el relato del mandatario, habrían pedido beneficios económicos «a cambio de consignar su voto a favor del antedicho proyecto de ley». VISTAZO