El Ejecutivo insistirá en las reformas económicas y laborales, pero con algunos cambios que ya han sido analizados. El presidente Guillermo Lasso reveló este viernes 15 de octubre, que enviará, por separado, los paquetes de reforma tributaria y laboral, con el carácter de urgente a la Asamblea Nacional, la próxima semana.

Lasso cree que no tendrá el apoyo del partido Social Cristiano, ni de la bancada correísta, es por ello que iniciará el diálogo con los asambleístas de Pachakutik.

Sobre las correcciones que se han hecho a los textos, el ministro de Trabajo, Patricio Donoso, reveló que, por ejemplo se eliminará el artículo que obligaba al trabajador a indemnizar al patrono cuando exista terminación de contrato por diversas causales.

Por otro lado, el primer mandatario confirmó que una tercera reforma en el ámbito económico tendrá que ver con el tema de atracción de inversiones en varias actividades productivas, aunque ese proyecto lo enviará después.

También se elimina el proyecto la modificación del reparto de las utilidades que pretendía entregar el 15% sin tomar en cuenta cargas familiares, se mantendrá el 10 % para los empleados y el 5 % a sus cargas familiares.

Se mantendrá la sanción contra los empleadores que trasladen a sus empleados del actual Código de Trabajo al nuevo cuerpo legal.

Esperan que con la aprobación de esta ley, se puedan generar cerca de dos millones de empleos en los próximos cuatro años.