La noche de este miércoles 15 de abril en cadena nacional, Lenín Moreno, presidente del Ecuador, señaló que ha sido él quien tomó las decisiones para enfrentar a la pandemia del covid-19 en el Ecuador.

«Soy una persona de la tercera edad, con discapacidad física y con los problemas médicos que ello representa. Los médicos me han dicho que fácilmente podría contraer el coronavirus y difícilmente podría superarlo. Pero eso no significa que el presidente esté o ha estado ausente», manifestó.

Ante este riesgo a su salud, Moreno dispuso que el vicepresidente Otto Sonnenholzner y otros miembros del Gabinete Ejecutivo realicen los recorridos en cada provincia del país para constatar una atención eficiente a la emergencia sanitaria.

“Eso no significa que bajo ninguna circunstancia el presidente ha estado ausente. El presidente toma las decisiones según informes de los ministros”, argumentó.

Moreno enumeró como propias a medidas para evitar el contagio del virus, entre ellas; cerrar las fronteras, el toque de queda y el uso obligatorio de mascarilla.

Ecuador fue el primer país de la región en aplicar estas disposiciones de salud, explico.

Moreno también mencionó que su estilo de gobernante es similar al de naciones europeas, donde la figura del primer mandatario pasa casi inadvertida y sin tanta exposición.

“No somos un estado de propaganda. Hace rato dejamos la alharaca”, dijo.

En su cadena nacional también se defendió sobre las críticas por una mala respuesta y contención de la propagación del coronavirus.

El Mandatario aceptó que no estaban preparados para atender la emergencia, pero recordó que ningún gobernante o ciudadano en el mundo lo estaba.

Finalmente agradeció a su equipo de trabajo, en el que destacó al vicepresidente Sonnenholzner y ministros como María Paula Romo o Juan Carlos Zevallos, con quienes se reúne por video conferencia a las 04:00 para planificar las acciones del día.

También expresó su gratitud al personal médico y de seguridad que trabajan diariamente y ponen en riesgo su vida.

En el Ecuador se han registrado hasta este miércoles 15 de abril, un total de 7.858 de casos positivos por covid-19 desde el 29 de febrero.

De esa cifra, 338 personas fallecieron y más de 500 decesos habrían sido producidos también por la enfermedad.

Según Moreno, en Guayaquil se han levantado 1.400 cadáveres para un entierro digno.