La Ley Humanitaria permite la reprogramación de créditos sin intereses de mora, esto incluye tarjetas de crédito.

Además, se crea un nuevo tipo de acuerdo que beneficiaría a quienes tienen varias deudas.

Se podrá diferir o hacer reprogramación de las cuotas impagas. 

La Junta de Regulación Monetaria en 10 días deberá emitir una resolución con ese fin y durará hasta dos meses después de cuando finalice el estado de excepción.

La reprogramación podrá ser de iniciativa de la entidad o bajo solicitud del deudor, buscando una acuerdo que debe ser aceptado por la institución.  

Pero ante el riesgo de cierre de una empresa, un emprendimiento, el negocio de un artesano o  de una persona natural y la vigencia de varias deudas pendientes, la ley crea el acuerdo preconcursal.

Este acuerdo permite a deudores y acreedores suscribir convenios sobre plazos, reducción, capitalización o reestructuración de obligaciones pendientes.

Serán aplicadas por empresas, todo tipo de patrimonios autónomos, fideicomisos, clubes deportivos, y/o personas naturales que se dediquen a actividades comerciales, económicas, culturales y recreacionales. 

Además, las instituciones financieras públicas establecerán una reestructuración de las obligaciones por crédito educativo que hayan vencido o por convenio de pago, que incluirá la remisión del 100% de intereses y recargos por el plazo de 6 meses.