EPMAPS – Agua de Quito intensificó las tareas de limpieza de sumideros de la ciudad, como parte del Plan Lluvia.

El objetivo es prevenir inundaciones durante la época invernal.

Desde octubre de 2019 hasta septiembre de 2020, se proyecta realizar 175 943 limpiezas de estas estructuras de drenaje, con una inversión de USD 794 000.

Diariamente, se limpia un promedio de 900 sumideros en el norte, centro y sur de la ciudad, incluido los valles.

Dependiendo de la vulnerabilidad, existen zonas en las que se interviene con mayor frecuencia como las aledañas a instituciones educativas, mercados, construcciones y espacios verdes, además de los pasos deprimidos.

“Hacemos un trabajo preventivo y programado de manera sectorizada con el fin de cubrir toda la ciudad”, explicó Patricio Yépez, jefe de la Unidad Sur de Alcantarillado.

Las cuadrillas de limpieza de sumideros están conformadas por 10 trabajadores, un tanquero y una volqueta.

Con ese equipo recorren toda el área asignada desalojando todo el material y desperdicios que se alojan en su interior.

Adicionalmente, Epmaps cuenta con vehículos hidrosuccionadores que se encarga de remover los elementos solidificados como el cemento.

Además de la limpieza, también se realiza la reposición de los artefactos faltantes, como tapas de pozos de alcantarillado y rejillas de los sumideros.

El dato: Los sumideros son estructuras que permiten captar el agua lluvia y conducirla hacia el sistema de alcantarillado.

Estos canales de desfogue, sin embargo, se obstruyen por basura en las calles, material y escombros de construcción, material vegetal y granizo; es por ello que es fundamental garantizar su correcto funcionamiento.

RECOMENDACIONES

  • Evite arrojar basura a las alcantarillas
  • De ser posible no coloque material de construcción cerca de los sumideros
  • Denuncie a las personas que atenten contra las tapas de las alcantarillas
  • No convierta en botadero de basura a las quebradas.