Con el Reino Unido a la cabeza, países europeos han comenzado a eliminar restricciones y exigencias relacionadas con la pandemia como el uso de mascarillas, el certificado de vacunación o el teletrabajo, bajo la premisa de que, dos años después de su aparición, “hay que aprender a convivir con la COVID-19”. Una idea que también es compartida localmente, sobre todo porque Ecuador tiene la ventaja de su alto porcentaje de vacunados, aunque se reconoce que primero deben seguir bajando las cifras de la enfermedad.

Así lo considera, por ejemplo, el doctor Raúl Alcívar, presidente de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (Anchpe). Reconoce que pensar en una liberación total de las medidas “en este momento en Ecuador sería muy prematuro”, porque todavía hay bastantes casos positivos y pacientes hospitalizados. 

Pero afirma que ómicron ha cambiado el escenario de la pandemia, porque en lo clínico y epidemiológico tiene otro comportamiento. Lo que sumado a que el país supera el 80 % de la población vacunada, “nos debe hacer replantear el manejo de esta pandemia”.

Las cifras de la COVID-19 han empezado a bajar tras varias semanas de un aumento en el país, como lo indican los datos del Ministerio de Salud y como lo viven ellos en los hospitales privados, donde la positividad, por ejemplo, en esta semana está en 30 %, cuando en la anterior estaba en 50 %.

A su criterio, en Reino Unido están tomando estas medidas porque han pasado el pico de la ola de ómicron. “Nosotros no estamos en esa posición, pero creo que sí hay que empezar a poner en discusión estos temas, ir planificando inclusive para efectos de una reactivación económica y social”.

El sector turístico, uno de los que más ha sufrido por las restricciones, dice que ni siquiera hay que mirar a Europa, sino alrededor del país, para ver que allí no hay estas medidas, a pesar de tener menos vacunados. “La pregunta es hasta cuándo vamos a esperar nosotros. Todos los países de América ya se dieron cuenta, nadie está con 30 o 50 % de aforo o con las discotecas cerradas”, dice el directivo de la Asociación de Restaurantes, Nicolás Romero.

«No entendemos hasta cuándo nuestras autoridades van a comprender y aceptar que tenemos que reactivarnos, que ya no estamos enfrentado un peligro como el de 2020 y  2021, que las cifras lo están demostrando, pero que, sin embargo, ellos siguen tomando las mismas medidas de 2020 y 2021″,  alega. 

La bióloga y bacterióloga María Fernanda Gutiérrez cree que “dentro de poco tiempo, cuando entremos a la endemia vamos a comenzar a vivir con el virus de manera continua” y que es probable que para entonces ya nos hayamos quitado las mascarillas.

Por ello sostiene que necesitamos aprender a convivir con el virus, esto es, poder infectarnos sin tener que morir; o usar mascarillas y otras medidas de protección cuando sea necesario y sin esperar que nos lo impongan.

Sobre qué tan cerca está Ecuador de poder seguir la ruta del Reino Unido, dice que esa es una decisión política que depende del Gobierno, basado en su comité científico asesor. Y en lo médico, depende de la capacidad del país para manejar un alto nivel de contagios y un riesgo importante de que se ocupen las UCI.

20220126_132915 Ministra de Salud Ximena Garzón
La ministra de Salud sostuvo un conversatorio presencial y virtual con medios desde las instalaciones del Hospital del Niño. de Guayaquil, este miércoles 26 de enero.NELSON TUBAY

Ministerio de Salud de Ecuador: DEPENDEN DE QUE BAJEN LAS CIFRAS

Consultada por este Diario, la ministra de Salud, Ximena Garzón, dice que van a relajar las medidas según la evolución de la pandemia. Por ejemplo, si ya no hay presencia de la variante delta, eliminarán el requisito de PCR para entrar al país. 

“Tenemos que monitorear cómo va el comportamiento de la pandemia con ómicron. Si vemos que bajan las hospitalizaciones, que no tenemos pacientes en UCI, podemos tomar medidas de más relajación. Todo depende, estamos en pandemia, entonces debemos ir evaluando la enfermedad cada semana”.

FUENTE: EXPRESO