La falta de recursos ya no es una excusa. Durante el primer trimestre del año, los ingresos del fisco se han incrementado en casi $ 1.200 millones respecto al mismo período del año pasado.

El mayor precio del petróleo y la recaudación de impuestos, producto de la reforma tributaria y la reactivación, han permitido al Gobierno disponer de más dinero.

La mejoría en los ingresos también se ha reflejado en la reserva internacional del Banco Central del Ecuador (BCE). Hasta el 22 de abril sumaba $ 8.809 millones. 

Sin embargo, servicios públicos muestran deficiencias. Por ejemplo, ciudadanos padecen por hacer trámites cotidianos en el Registro Civil, entidad que se ha declarado en emergencia por falta de papel ante la escasez global. Omédicos de hospitales públicos que reclaman por la carencia de medicinas en las casas de salud.

La inversión pública llegó a $ 67 millones, la cifra más baja en al menos los últimos cuatro años. El Ministerio de Economía y Finanzas ha mencionado que la caída obedece a un cambio metodológico. Anteriormente, había gastos como sueldos que se registraban como inversión.

Diversos sectores y analistas apuntan a una falta de rumbo en política económica. Más allá de cumplir con el programa suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al Gobierno le hace falta un plan de reactivación económica tras el fracaso del proyecto de ley para atraer inversiones.

Para el exdecano de la Facultad de Economía de la Universidad Católica del Ecuador, Diego Mancheno, el Gobierno debe dejar “la extrema ortodoxia” no solo para reactivar la economía, sino también por la situación apremiante en temas de seguridad y salud de la ciudadanía.

“Debería replantearse el tema del gasto público desde su propia estructura (…) Es necesario abrir las llaves de manera selectiva y quirúrgica”, aseguró Mancheno.

El catedrático señaló que tampoco se debe caer en el extremo del malgasto como ocurrió en gobiernos anteriores.

En días pasados, el Gobierno manifestó que ha planteado al FMI la posibilidad de incrementar el gasto público para atender problemas urgentes que han afectado a poblados del país debido al fuerte invierno de este año.

En ese contexto, el director para el Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Ilan Goldfajn, aseguró en días pasados que Ecuador tiene espacio para realizar inversión pública y crear “colchones” para futuras crisis gracias a los mayores ingresos por el aumento del precio del petróleo.

El pasado martes, Lasso anunció proyectos de infraestructura clave que se desarrollarán en los próximos tres años, con una inversión de $ 14.000 millones. “Hay proyectos que son materia de estudio como el tren multipropósito, con un ramal que conecta a las zonas mineras del país con Esmeraldas, en el norte, y con Puerto Bolívar, en el sur”.

Lo laboral, otro pendiente. En marzo de este año, el empleo adecuado se ubicó 5,2 puntos porcentuales por debajo del dato del mismo mes de 2019 y 8,4 puntos por debajo de la de marzo de 2018. Para la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), la falta de la reforma laboral, la inseguridad, entre otros temas, han impedido mejorar la situación.

Los datos de la reforma tributaria 

  • Empresas: Por la primera cuota de la contribución temporal para las empresas de alto patrimonio, que debía pagarse hasta el 31 de marzo, el Servicio de Rentas Internas (SRI) ha recaudado hasta el primer trimestre $ 285,7 millones.
  • Personas: La meta de recaudación por la contribución de personas naturales con altos patrimonios era de $ 261 millones. De esa cantidad, el SRI ya ha recaudado $ 68 millones hasta el primer trimestre del año, según las cifras de la entidad.
  • Renta: La recaudación del Impuesto a la Renta (IR) de personas naturales sumó $ 124,2 millones entre enero y marzo de 2022. La cifra representa 28 % frente a 2021. Desde este año rige el nuevo esquema en el IR.

FUENTE: EXPRESO