Este 22 de junio, la afición futbolística ecuatoriana vivió, en el estadio Christian Benítez en Guayaquil, una fiesta por la unidad del Ecuador, de la mano de los mejores jugadores de los clubes de la serie A, quienes conformaron los equipos de las estrellas de la Costa y la Sierra.
 

Esta iniciativa de la Liga Profesional del Fútbol del Ecuador y Banco Pichincha se convirtió en un gesto para ratificar la esencia de lo que es el fútbol: unión, alegría, ilusión, entretenimiento y la pasión que une a los ecuatorianos.  

Esta acción se representó con la eliminación de la línea de la media cancha por parte de los jugadores que participaron del partido; recordando a todos los ecuatorianos, qué en este deporte, no existen divisiones ni barreras, porque es mucho más lo que nos une.

“Queremos promover este tipo de eventos (Liga de las Estrellas) en el fútbol ecuatoriano como una muestra de los pasos que ha dado este deporte nacional en su profesionalización. Hacer el partido: Costa versus Sierra no es regionalismo; es unir a todos estos grandes jugadores y que ellos enseñen a los aficionados, que sí nos podemos unir todos”, dijo Miguel Ángel Loor, Presidente de LigaPro.

Para Banco Pichincha, ésta fue una oportunidad para ratificar su compromiso por promover valores asociados al deporte como la superación, el esfuerzo y el trabajo en equipo.

“La Primera Edición de la Liga de las Estrellas 2019 puso en la cancha del juego limpio, sin divisiones, a los mejores futbolistas de los clubes nacionales aportando al proceso de transformación que vive el fútbol ecuatoriano”, explicó Ignacio Maldonado, Vicepresidente de Negocios de la entidad financiera.

Como parte de la fiesta de unidad, se cumplieron varias actividades previo al inicio de “Liga de las Estrellas” como un show musical, un Fan Fest interactivo, y un entrenamiento de los jugadores con algunos desafíos como competencia de tiros libres, la oportunidad de hacer goles olímpicos, entre otras opciones que divirtieron a los jugadores y aficionados asistentes al estadio Christian Benítez, con capacidad para 10.000 personas.

De esta forma, LigaPro brindó al público una nueva atracción para los aficionados al fútbol, y Banco Pichincha ratificó su apoyo al proceso de transformación que vive el fútbol ecuatoriano; y a la vez, una oportunidad de acercar a las familias, emprender negocios, eliminar barreras, promover la unidad nacional y el desarrollo positivo del país.