La iglesia IEVI Calderón fue el sitio donde la vice prefecta, Marcela Costales, se dio cita junto a varios vecinos del barrio central para dar a conocer los tipos de violencia y una posible solución para que la mujer salga de ese círculo vicioso.

Como parte introductoria del tema, se inició con una lectura de los índices de femicidios en la provincia de Pichincha siendo el más alto en el país. Hizo referencia a que 8 de cada 10 niñas están expuestas a la violación sexual posterior a esto, la vice prefecta inició con una pregunta hacia las mujeres. La cual consistió en “¿Qué es lo que le hace feliz?” tres de ellas contestaron diversas respuestas, sin embargo, Costales dijo que al final les diría porque hizo esa pregunta.

Los asistentes, incluidos hombres, pusieron mucha atención a la charla, la cual le proporcionó de más información de los tipos de violencia que existe dentro de la sociedad entre ellas estuvieron; la violencia psicológica, física, sexual, laboral, generacional, económica.

Dando como resultado, el asesinato a mujeres y en ese sentido Marcela dijo que “no sean cómplices de su propia muerte” y que denuncien o si alguien observa algún tipo de violencia a la mujer también denuncien porque si no se vuelven cómplices de esa agresión.

Para esto S.O.S.  mujeres ha creado una línea gratuita de abogados para que estos las asesoren y en todo lo necesario. Además, dio a conocer los diferentes emprendimientos que esta organización posee para que la mujer se desvincule de un cónyuge agresor.

Para finalizar la conferencia dio a conocer el porqué de la pregunta inicial, la cual mencionó que nadie dijo que lo que la hace feliz es ser ella misma.  Luego de esta charla varias mujeres realizaron preguntas sobre las capacitaciones o sobre la asesoría de abogados gratuitos.

Para Cero Latitud, la vice prefecta mencionó que se fundó la fundación por el clamor de las mujeres desde que se empezó a darse una serie de feminicidios y se unieron con otros colectivos para que el código penal se endurezca pero que a pesar de esto “la ley queda en letra muerta” porque en este año se ha duplicado las muertes, y el colectivo tiene por objetivo erradicar o por lo menos disminuir los índices de violencia contra la mujer.

El mensaje que le dio a la mujer fue “El corazón de la mujer es superior a cualquier reto y nadie tiene derecho a violentarnos y si los hombres quieren que se los vea con amor y respeto esto debe ser reciproco”

/J.Burga