En rueda de prensa el gerente de la EPMAPS, indicó este lunes 04 de noviembre, que con un notable desempeño de los técnicos y trabajadores reestablecieron a las 17:00 del domingo 03 de noviembre, es decir, 13 horas antes de lo planificado, el servicio de agua.

Suspendido en 55 barrios y zonas del norte de la ciudad el viernes 01 de noviembre.

El gerente de operaciones de la EPMAPS, Juan Fernando Robalino, indicó que se realizó el cambio de la válvula esférica de ‘guardia’ en la Central Paluguillo, que regula la presión del agua que se traslada entre Papallacta y Bellavista.

Recordó que este componente permaneció embodegado durante cinco años.

Y fue instalado el domingo 3 de noviembre, en una ardua jornada liderada por el alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, y el gerente de EPMAPS, Carlos Uriarte.

El alcalde Jorge Yunda enfatizó que el corte de agua se programó para este feriado puesto que estudios realizados ratifican que el consumo de agua en la ciudad baja notablemente.

Carlos Uriarte indicó que el cambio de la válvula de entre 17 y 18 toneladas, era urgente e inaplazable puesto que un error en su instalación podía dejar a todo Quito sin agua en forma indefinida.

“La paralización programada para realizar esta delicada instalación fue todo un éxito: Quito tiene agua desde esta tarde y se ha superado el riesgo que, para todo el sistema, imponía retrasar el reemplazo de esa válvula. Hoy Quito tiene agua segura para los siguientes 25 años”, destacó Jorge Yunda.

El gerente de la EPMAPS agradeció el profesionalismo, compromiso y capacidad técnica de 120 colaboradores de las áreas de mantenimiento, operación, comunicaciones y seguridad industrial, que durmieron en carpas cumpliendo turnos de 24:00.

Esta experiencia permitió que la complicada operación llegue a feliz término en beneficio de miles de habitantes de Quito.

El 90% de los barrios donde se suspendió el servicio ya cuentan con el suministro normal de agua potable.

Restaría por restituir el servicio en tres barrios altos de el noroccidente de la ciudad: Caspigasi, San José de Calderón y la ciudadela Roldós.

Se estima que en horas de la noche del lunes 4 de noviembre se reestablecería el servicio en estas zonas.

Sin embargo, 15 tanqueros están distribuyendo agua en estos barrios.

Finalmente, el gerente de la EPMAPS indicó que la decisión de cambio de válvula por parte del alcalde Jorge Yunda fue muy decisiva.

El personal de la Empresa trabajó tres días sin descanso hasta realizar este cambio.

“La EPMAPS, está para entregar agua con los más altos estándares de pureza y una calidad del 99%, a todos los quiteños”, señaló.