En operativo conjunto con la Unidad Nacional de Delitos Aduaneros y Régimen de Desarrollo (UDAR) de la Policía Nacional, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) realizó el control en tiendas naturistas de Quito para verificar que los productos naturales de uso medicinal comercializados cuenten con registro sanitario ecuatoriano, correcto etiquetado y almacenamiento adecuado.

Además se constató que los establecimientos estén autorizados para la venta de este tipo de productos y cuenten con permiso de funcionamiento vigente.

Durante la revisión de los productos expuestos en las perchas y almacenados en las bodegas, se detectó la presencia de estimulantes sexuales sin registro sanitario, cosméticos sin notificación sanitaria obligatoria y cajas de medicamentos para la presión arterial presuntamente falsificados.

Es por ello que para cuidar la salud de la población, Arcsa clausuró el establecimiento para dar inicio al proceso sanitario correspondiente, mientras los agentes de la Policía realizaron el decomiso de más de cuatro mil productos por representar un riesgo para los consumidores.

Se recuerda a la ciudadanía que puede denunciar la venta de productos de uso y consumo humano sin registro o notificación sanitaria por medio de la aplicación de descarga gratuita Arcsa Móvil.