dsc01125

En 1958 se construyó el reservorio de la parroquia.  Durante la excavación se encontró vestigios arqueológicos. De todos los objetos encontrados, el que más impresionó fueron unas máscaras miniatura que miden alrededor de doce centímetros, las cuales no pudieron ser atribuidas a ninguna cultura por ser estas removidas.

Walter Rojas, joven investigador y dirigente del Centro Cultural Cumbayá, señaló que el trabajo fue “titánico” al incursionar en la arqueología, y que al unirlo con el testimonio oral de doña Concepción Toapanta, moradora del sector, quien indicó que su hermano trabajó en la excavación del reservorio en ese entonces, esto sumado al testimonio de hijos de huasipungueros de haciendas. Logró atar cabos, obteniendo resultados positivos.

Durante la investigación, nació la idea de realizar un proyecto en beneficio de su pueblo. Replicar cuatro máscaras en tamaño gigante.

Para ello, se contó con Santiago Tipantuña, gestor cultural; quien señaló que la creación de las máscaras es el resultado de un trabajo en equipo.

La elaboración duró alrededor de tres meses, trabajando cuatro horas diarias, con la técnica artesanal. Para ello, se utilizó una base de estructura metálica (dándole forma), más 38 capas de papel comercio (en las cuatro máscaras) y engrudo. Además de modificar la textura con resina y polvo azul (arena), para darle el realismo de un vestigio recién descubierto y excavado.

Este trabajo fue mostrado durante el Encuentro de Parroquias Pifo 2016, junto a un baile tradicional, en el que se expusieron las máscaras como elemento principal de su presentación, sin perder la esencia de la parroquia.

Hay que recalcar que las cuatro máscaras tienen diferentes formas, con tamaños que oscilan entre un metro y metro y medio de altura, pesando aproximadamente 30 kilogramos, las cuales reposan en el domicilio de Walter Rojas, al no contarse con “un espacio cultural para la parroquia” señaló.

En la actualidad el Gobierno Parroquial de Cumbayá está gestionando un lugar para la misma, con el objetivo de que la población conozca su historia. /J. Burga