En el inicio de la temporada invernal los cuidados en materia de salud, las implicaciones y los riesgos son un tema de vital importancia para la ciudadanía. Para dar a conocer las medidas de prevención, las acciones desarrolladas por el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la situación actual del Ecuador con respecto a este tema se realizó un conversatorio con los representantes de los medios de comunicación el martes 10 de enero de 2017.

Verónica Espinosa, ministra de salud, explicó la situación epidemiológica del país. “La Influenza en sus tres tipologías (AH1N1 pdm09, AH3N2 e Influenza B), la Fiebre Chikungunya, el Dengue, el virus del Zika, la malaria y la Lepstospirosis son las enfermedades que nos afectaron pero que han tenido una disminución notoria debido a que la población tiene una mayor conciencia del riesgo epidemiológico, hay un sistema de detección temprana y una corresponsabilidad de la ciudadanía que debe continuar”.

Por ejemplo en 2015 se notificaron 2 defunciones por fiebre Chikungunya y en  2016, hasta la Semana Epidemiológica (SE) 52 no se reportaron defunciones. En Dengue, asimismo, la letalidad disminuyó desde 2014 al 2016, pasando de 12 muertes a  4 muertes (0,01%); esto significa Ecuador tiene la letalidad más baja de la región de las Américas. El país registra 1,7 casos de Zika por cada 10.000 habitantes, entre los casos captados por el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud.

El MSP con el objetivo de disminuir el riesgo de complicaciones y muertes debido a la influenza implementó campañas de inmunización, vacunando a la ciudadanía como medida de prevención con la identificación de 5 grupos prioritarios: mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años en adelante y personas con enfermedades crónicas. Desde el 19 de diciembre de 2016, añadió la Primera Autoridad Sanitaria, se viene realizando la campaña de vacunación para los grupos vulnerables. Se espera inmunizar, hasta el 31 de enero de 2017, a más de dos millones de personas.

“Las acciones desarrolladas por el MSP son favorables para la disminución de todas las enfermedades por trasmisión de mosquitos. En diciembre de 2016 arrancó un programa de control vectorial intensivo (1 semana al mes) que incluye un abastecimiento constante de medicamentos y vacunas a nivel nacional, la distribución de insumos para el control vectorial, el mejoramiento de los sistemas de reporte y seguimiento de casos y una respuesta articulada intersectorial y al interior del Sistema Nacional de Salud (FF.AA., Policía Nacional, Ministerio de Educación, Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, los GAD’s, las organizaciones sociales, entre otros)”.

El monitoreo de los albergues ubicados en las zonas afectadas por el movimiento sísmico del 16 de abril para evitar afectación en salud de adultos, niños y mujeres embarazadas es también un puntal para evitar la proliferación de criaderos de mosquitos trasmisores de enfermedades. Sin embargo, dijo la ministra Espinosa, la prevención es un trabajo en conjunto con la población en el que además los medios de comunicación tienen un papel muy valioso para la difusión de las medidas de precaución.

Para evitar contraer alguna enfermedad, el MSP recomienda estas acciones preventivas:

  • No toser con la mano en la boca, sino cubrirse con el ángulo interno del codo o incluso taparse con un pañuelo desechable y botar a la basura.
  • Lavarse las manos o hacer uso permanente de desinfectantes a base de alcohol.
  • Tener las vacunas al día.
  • No tener recipientes con agua y si tiene; lavarlos periódicamente.
  • Botar tarrinas y llantas.
  • Usar repelentes y mosquiteros.
  • Las mujeres embarazadas deben asistir a sus controles prenatales regulares.
  • No automedicarse en caso de malestar o fiebre.
  • Acudir al centro de salud más cercano en caso de fiebre.
  • Usar botas de caucho si va a estar en sembríos y hay inundaciones.

FUENTE: MSP