La ministra de Salud, Ximena Garzón, propondrá al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional que realice un exhorto a los municipios para que en los establecimientos públicos solo se solicite el certificado digital de vacunación contra el COVID-19 y ya no el carnet físico.

El planteamiento de Garzón surge tras las denuncias sobre falsificación de carnés. El pasado 20 de enero Ecuavisa constató que en la plataforma de ventas de Facebook se ofrecen los falsos documentos desde 10 dólares.

Pero ya en diciembre el mismo Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que desde esa cartera de Estado se había presentado una denuncia por la falsificación del carnés. «Hay cuatro personas sospechosas de utilizar y facilitar su entrega», indicó entonces la institución.

El certificado de inoculación debe ser descargado en la página web www.certificados-vacunas.msp.gob.ecAquí el usuario ingresará su número de cédula y su fecha de nacimiento. Luego el sistema le preguntará si está seguro de realizar el trámite. Al aceptar se generará un documento, mucho más extenso que el carnet, que deberá imprimirse.

En la parte superior derecha aparece un código QR. Al ser leído por un dispositivo electrónico (celular), este arrojará la información que consta en la base de datos del MSP.

Una de las deventajas de este procedimiento es que toma más tiempo corroborar si el certificado de vacunación es el mismo que consta en los registros oficiales del MSP. Por esa razón en muchos establecimientos no se cumple a cabalidad este método de contrate.

Según Garzón, a partir del lunes el documento será más pequeño y será «mucho más fácil cargarlo en el celular o imprimirlo».

El presidente del COE Nacional, Juan Zapata, aseveró que la próxima semana el Pleno del Comité resolverá el pedido de la ministra.

La presentación del carnet o certificado de vacunación con pauta completa de dos dosis es obligatoria desde el pasado 23 de diciembre para acceder a actividades no esenciales y a varios sistemas de transporte público. ECUAVISA