Ruth (nombre protegido) vive en Quito. El miércoles 17 de marzo del 2021 bajó de su cuarto a almorzar a las 13h00. Veinte minutos después regresó a su habitación y su teléfono empezó a vibrar: era una llamada entrante de un número desconocido. Contestó.

  • Aló…
  • Holaaaaaa, tía, ¿cómo está? ¿Sí sabe quién soy?

Ruth tiene 23 años y ante esas preguntas incoherentes de un desconocido responde:

  • Disculpa, ¿a quién buscas?

Su interlocutor nota el tono de voz joven e inmediatamente dice:

  • Perdón, que diga, prima, ¿cómo estás? ¿Sí me reconoces?
  • ¿Cuál primo?
  • A ver, dame un nombre a ver si me reconoces, prima.

Ruth contó, en conversaciones para CERO LATITUD, que ya conocía de esta modalidad de estafa. Ella había visto el video que se volvió recurrente durante la cuarentena. Sabía que el objetivo era pedirle dinero.

Ante esto, y para delatar la mentira, Ruth astutamente le propone una celada:

  • ¿Eres Carlos?
  • Ese mismo, prima. ¿Cómo estás?
  • Te comento que yo no tengo ningún primo que se llama Carlos. Ya sé cuáles son tus intenciones, así que no vuelvas a llamar.

Ruth intenta colgar la llamada, pero no puede. El teléfono le marca que está colgado, suspendido. Asustada, procede a apagar su móvil.

Minutos después de salir de la estupefacción sube un estado a su WhatsApp preguntando si a alguien más le ha pasado. La respuesta: sí. A tres de sus amigos, un hombre y dos mujeres, les llamaron recientemente bajo la misma modalidad. «Hola, tía, ¿cómo está?»

Ruth cuenta que la persona que le llamó es la misma que circula en el video publicado.

Recomendaciones para evitar ser víctima:

 1.- Exija nombres y apellidos. Desconfíe de llamadas en las que la otra persona no se identifica. Cerciórese de que sea su pariente con preguntas.

2.- No entregue información. Direcciones o nombres de familiares deben cuidarse con celo. La información debe provenir de la persona que llama.

3.- Cuide sus redes sociales. Evite publicar direcciones con nombres de familiares en sus cuentas de Facebook, Instagram, etc.

4.- Por una llamada, no transfiera dinero. No realice transferencias a cuentas de personas de las que no esté 100% seguro de conocerlas.