Los policías William Yáñez y Luis Ipial regresaban hacia el cantón Pedro Vicente Maldonado luego de haber dejado documentación en el Comando de San Miguel de los Bancos, cuando se percataron que tres personas a un costado de la vía pedían ayuda, cerca de las 15:30 de este miércoles 30.

Enseguida detuvieron la marcha del patrullero en el que se movilizaban, a la altura del kilómetro 104, para brindar la ayuda necesaria a los ciudadanos.

Al bajar del vehículo observaron que una mujer embarazada sufría dolores de parto, por lo que inmediatamente la subieron al patrullero y partieron rumbo al cantón Pedro Vicente Maldonado para ingresarla a la casa asistencial más cercana.

A los pocos minutos, la mujer comenzó a dar a luz. Enseguida los policías detuvieron la marcha del patrullero a la altura de la comuna San Vicente de Andoas y recibieron al recién nacido, en la parte de atrás del vehículo.

Pero al nacer el bebé, se percataron que no respiraba. En ese momento, la tía de la mujer embarazada y los dos policías le brindaron primeros auxilios al niño logrando que reaccione y llore.

«Los segundos contaban y valían mucho, era nuestra primera experiencia en nuestros 18 años de servicio, intentábamos comunicarnos y la poca señal del sector nos impedía pedir una ambulancia, por lo que decidimos llevar a la mujer con el bebé aún pegado al cordón umbilical hasta el centro de salud de Pedro Vicente Maldonado», explicó aún emocionado uno de los policías.

Al llegar a la casa asistencial, los médicos ya esperaban con una camilla para la madre y su hijo.

Los policías William Yáñez y Luis Ipial junto a la madre y su bebé

«Dios nos puso en el momento y el lugar indicado, nuestra vocación de servicio siempre es proteger y ayudar a nuestra comunidad. Hoy vivimos momentos de desesperación pero a la vez de mucha alegría por ayudar a una familia muy joven a poder tener a su primogénito», expresó Yáñez.

El niño fue llamado William, indicaron sus familiares. EL UNIVERSO