La actual administración municipal, encabezada por el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, cerró 2021 con una ejecución presupuestaria del 82 %, equivalente a 515 millones de dólares, en alrededor de dos meses de gestión.

Apenas el 39 % se ejecutó en el periodo enero – septiembre del año anterior. Con el cambio en la estructura de funcionamiento del Municipio se ha impulsado la ejecución presupuestaria en beneficio ciudadano.

Freddy Erazo, administrador General, acotó que, “básicamente en dos meses se superó más del doble la ejecución”. La gestión consistió en impulsar los proyectos y obras que por alguna razón estaban paralizados.

El presupuesto público es el instrumento esencial para tomar decisiones y con ello dar cumplimiento a los proyectos, programas y planes de desarrollo del Gobierno Autónomo Descentralizado del Distrito Metropolitano de Quito.

La municipalidad ratifica el compromiso con la ciudad, es por ello que el presupuesto del 2022 con prórroga al 2023, será acorde a la realidad y a las necesidades de las y los quiteños.