El alcalde de Quito, Jorge Yunda, recorrió las áreas de desembarque, bodegas e instalaciones del aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, para conocer los lugares en los que se almacenarán las vacunas contra el COVID-19, que llegarían al país en enero de 2021.

Afirmó que la ciudad está capacitada para recibir la vacuna no solo para el Distrito sino para el país e inclusive para países hermanos.

“Me ha llenado de mucha satisfacción saber que técnicamente estamos capacitados para cubrir las cadenas de frío que requiere la vacuna, cualquiera que esta sea».

El equipamiento apropiado en el aeropuerto permitirá que la vacuna pueda ser manejada de manera adecuada, inclusive con temperaturas menores a 70 grados.

“Le puedo asegurar a usted, como autoridad de la ciudad y a cualquier otra autoridad, que las vacunas van a tener un manejo adecuado”, indicó Santiago Gómez De la Torre, gerente general de la Empresa Tababela Cargo Center, Tabacarcen.

Para cumplir estos procesos, el Aeropuerto se certificará ante los entes especializados en manejo de medicinas, y vacunas como lo ha venido haciendo.

El Alcalde de Quito, por varias ocasiones, ha reiterado que cuando el Ministerio de Salud Pública dé luz verde para la compra de las vacunas contra el COVID-19, todas las instancias, tanto públicas como privadas, deben unirse y apoyar en la inmunización de la población.

Destacó que el Municipio capitalino podría conseguir por lo menos 500 mil vacunas para el Distrito y de esta manera “terminar con la pesadilla que nos ha tocado vivir”.