El Concejo Metropolitano de Quito trabaja en la creación de una ordenanza que tiene el objetivo de erradicar el trabajo infantil en la Capital, sobre esa base, en la sesión ordinaria número 076, los ediles conocieron sobre la situación de esta problemática en el Distrito Metropolitano de Quito.

Verónica Moya, Directora del Consejo de Protección de Derechos del Distrito, expuso los datos arrojados de una encuesta realizada en noviembre del 2019, a 3 200 hogares de chicos que trabajan en edad de entre 5 y 17 años, en las 8 administraciones zonales, con enfoques de género, vulnerabilidad, interculturalidad, discapacidad y movilidad humana.

Según el Consejo de Protección, se trabajó con 10 grupos focales y tres entrevistas a profundidad a niños y adolescentes con problemas de trabajo, desempleo, empleo no remunerado, bajos ingresos, informalidad, entre otros.

Según esa muestra 8 de cada 10 niños que trabajan en la ciudad creen tener autonomía y recursos propios, pero se enfrentan a situaciones de violencia y vulnerabilidad en la calle.

El 71% de chicos que trabajan están en la edad de 5 a 14 años y el 29% entre 15 y 17 años.

Los sectores en donde se concentran son las zonas Eloy Alfaro, Centro, Calderón, Eugenio Espejo y Quitumbe.

La mayor parte de los niños y adolescentes que trabajan son de Quito, pero también los hay de otras provincias y finalmente de otros países.

Moya dijo que los datos expuestos son la base para la formulación de políticas, estrategias claras y concretas de financiamiento para erradicar el trabajo infantil en la ciudad.

“Hay que comenzar a trabajar en la erradicación del trabajo infantil con el Gobierno Central, Municipio, el PNUD a mediano y largo plazo. Además, se deben buscar políticas para promover el trabajo de los padres de estos niños, crear políticas escolares para evitar la deserción, entre otras”, explicó Moya.

El alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, indicó que la municipalidad ha dado el apoyo total a esta iniciativa y se analizarán los recursos necesarios para el desarrollo de políticas y ejecución de acciones que busquen el bienestar de los niños.