221

Diferentes actores sociales, culturales y gente de la comunidad apoyaron  a este evento impulsado por Leonardo Merino párroco de  Nayón, cuyo objetivo  fue  recaudar  fondos para la reconstrucción de una parte del cementerio de la localidad.

El tostado en todas su variedades, habas hallpú, chaguarmishqui, colada morada, pan hecho en casa ,caldo de huagrasinga acompañado de ají de piedra y la infaltable chicha entre otros platos fueron las delicias de quienes se dieron cita el domingo 23 de octubre en la Iglesia de Nayón.

Para amenizar este festival gastronómico, la agrupación Ecuador Andes  hizo su presentación para deleitar al público con su talento musical acompañado de la danza de sus bailarinas.

“ Siempre estamos apoyando a  este tipo de causas, hoy por ti, mañana por mí”. Dijo Carlos Sotalín Director del conjunto.

244

Leonardo Merino párroco de la localidad  y organizador de este  evento señaló que el objetivo es  reconstruir la parte interna y externa del cementerio de la parroquia debido a que buen tiempo estuvo deteriorado y con esto se le dará una nueva cara. Los fondos recaudados  serán destinados para el mismo.

De igual manera agradeció  al colectivo  la red, grupo de oración y los  barrios que trajeron distintas variedades de platos típicos voluntariamente entre ellos, Inchapicho y San Pedro del Valle.

Por otro lado, Aimé Quijia  quien pertenece  a la  Red parroquial de Nayón expresó que el Festival del Tostado y Gastronomía Patrimonial fue una idea que surgió de quienes conforman este colectivo;  puesto que hace seis años realizaban la denominada “Carpa integral” en donde una vez al mes se reunían en el parque central para vender este alimento ancestral como es el  tostado y  en el que  accedía mucha gente.

Participaron en lugares como la Plaza de Santo Domingo en los Encuentros de las Parroquias y vieron una gran aceptación; razón por la que ésta vez lo efectuaron con la iglesia en un proceso de iniciativa del párroco Merino.

La esencia de este acontecimiento fue la revitalización identitaria  porque  el tostado es un alimento referente de la cultura de las 33 parroquias rurales quiteñas y de las comunas que la consumen. “Dicen que somos hijos del maíz” “La gente adulta es la que más viene a comprar porque les hace recordar la comida que ellos antes consumían” Indicó Quijia.

Al respecto Hortencia Luguaña oriunda de la parroquia disfruto de la delicia del tostado y manifestó que éste es un alimento que comió toda su vida y otros  como el morocho, tortillas de zambo, cauca de maíz, de cebada  por lo que a sus 77 años se siente muy fuerte de salud.

El evento  inicio desde las 8 de la mañana y tuvo una gran acogida por  visitantes y propios de la parroquia.  A las tres de la tarde culminó el evento con el concurso de María Chunchun para  los niños y  una gran rifa en donde los premios al primer lugar  fue una oveja; para el segundo un cerdito y para el tercero un cuy. /R. Encalada