Un menor fue abusado sexualmente por su vecino el jueves 10 de septiembre del 2020 en horas de la tarde en Carapungo. La madre del menor tuvo que salir de casa, dejando a su hijo solo y a su regreso observó que su hijo tenía laceraciones en sus partes íntimas.  

Tras interrogar a su hijo, temeroso contó que el vecino saltó la terraza y él abrió la puerta por la amistad que aparentemente tenían entre vecinos sin imaginar que sufriría de abuso sexual.

La madre hizo la denuncia al día siguiente en la Unidad de Flagrancia, sin embargo, el lunes que fue a conocer los detalles de la denuncia se encontró con la sorpresa de que no existía ningún proceso judicial y peor aún, que los abogados supieran de este tema.

Los vecinos indignados por este suceso, realizaron un plantón en contra de estos actos que manchan la convivencia y solicitan «medidas de protección» para la familia ya que los familiares del presunto violador viven a menos de 500 metros de su domicilio y señalan que no existe apoyo policial, además, exigen legalidad en el proceso.

La madre solicita apoyo psicológico para su hijo, ya que señala que no quiere hablar y peor aun salir a la calle.

Según el Concejo nacional para la igualdad intergeneracional de cada 10 víctimas de violación, 6 corresponden a niñas, niños y adolescentes de los cuales el 65% de casos de violencia sexual son cometidos por familiares y un 14% de manera periódica. Así mismo 1 de cada 4 niños no avisó y 1 de cada 3 les creyeron. /J. Burga