Este lunes 9 de mayo del 2022, en el Distrito de Policía Eugenio Espejo; norte de Quito, se llevó a cabo la presentación de Fausto Salinas como nuevo comandante General de la Policía Nacional. El presidente Guillermo Lasso lo designó a través de un decreto, con el que remplaza a Carlos Cabrera-

El nombramiento se dio el 5 de mayo de 2022. Y dos días después, el sábado 7, Salinas mantuvo una reunión con Patricio Carrillo, ministro del Interior, para delinear las nuevas estrategias de la entidad uniformada.

Dentro de las primeras decisiones adoptadas por Salinas, está la reestructuración del Alto Mando de la Policía Nacional. En la ceremonia se dio la presentación de los oficiales que ocuparan los cargos

  • Manuel Íñiguez Sotomayor: Subcomandante General
  • Mauro Vargas: Inspector General
  • Giovanni Ponce: Director de Seguridad Ciudadana y Orden Público
  • Fausto Olivo: Director de Talento Humano
  • Alan Luna: Director de Investigaciones.

Según Primicias Íñiguez era director de Investigaciones. Vargas estaba cargo de la Inteligencia Policial. Ponce dirigía la Unidad Antinarcóticos, Olivo era subsecretario de Migración. Y Luna estaba al frente de la Policía Judicial. Todavía no se conoce quienes son los generales que ocuparán esos cargos dentro de la nueva estructura del Alto Mando.

El Comandante General Fausto Salinas en su primera intervención publica do a concoer los objetivos de su gestión:

  • Recuperar dinero Isspol.
  • Mejorar el clima laboral en la Policía.
  • Graduación anticipada de 700 policías para zonas conflictivas.
  • Inicio de procesos de reclutamiento para el incremento de 30.000 policías.
  • Actualizar y ejecutar el plan de fortalecimiento con USD 1.200 millones de presupuesto, lograr que la Universidad pueda empezar a funcionar.

El ministro del Interior Patricio Carrillo afirmo que en el primer año de gestión, el gobierno de Lasso ha logrado controlar la economía y ahora ha decidido priorizar el financiamiento de la seguridad. Para lo que se necesita reevaluar las estrategias anti delincuenciales, lo que empieza con los cambios en el Alto Mando

Violencia en Guayaquil

Previamente, Salinas se refirió a las casi 500 muertes violentas en Guayaquil, Durán y Samborondón, que siguen a pesar del estado de excepción vigente.

“Seguramente dirán otra vez los operativos, otra vez el estado de excepción, pero eso ayuda a salvar una vida”, manifestó en entrevista con Teleamazonas

Salinas indicó que a una semana de regir la medida, hay 765 personas detenidas y que 82 armas de fuego fueron retiradas de la delincuencia. “Si esas 82 armas iban a quitar una vida, pues el estado de excepción está funcionando y está dando las esperanzas de combatir a la delincuencia”, agregó.

Fuente: Primicias y redacción Cero Latitud