Desde el primero de enero la Fundación Zoológica del Ecuador cuenta con nuevo Director Ejecutivo, el cargo lo asume Martín Bustamante, biólogo especialista en proyectos de conservación y comunicación ambiental. Bustamante sucede en el puesto al naturalista Juan Manuel Carrión.

Los objetivos institucionales para el periodo bajo la dirección de Martín Bustamante (2017-2020) están orientados a la educación ambiental para generar nuevas experiencias con la biodiversidad, el cuidado y bienestar de los animales recuperados del comercio ilegal y el desarrollo de nuevas acciones de conservación de la vida silvestre in situ.
«Para mí, asumir la dirección de la Fundación Zoológica del Ecuador es un reto muy importante porque la institución busca trabajar por el bienestar y la conservación animal. Además, a partir de este espacio es posible promover nuevas maneras de relacionarnos con la biodiversidad y así valorar la vida silvestre desde otras miradas”, manifestó Martín Bustamante.
La fundación, centra sus acciones en el  Zoológico de Quito en Guayllabamba, donde mantiene más de tres cientos animales, principalmente nativos, que provienen de prácticas ilegales o nocivas contra su integridad.
Algunos de ellos ingresan al zoológico de manera temporal, y luego pueden ser liberados en ambientes naturales una vez que recuperan sus condiciones físicas gracias al trabajo del equipo de veterinarios de fauna silvestre.
Fundación Zoológica del Ecuador
La Fundación tiene como proyecto más importante la gestión del Zoológico de Quito en Guayllabamba, lugar de acogida para animales que han sido víctimas de tráfico y maltrato.
Entre las tareas de rescate que se promueve en el Zoológico está la recuperación de los animales acogidos con el fin de devolverlos a su hábitat natural. En el caso de que por las condiciones de los animales no sea posible la repatriación, el zoológico provee un lugar seguro donde permanecer bajo cuidado humano.
La otra tarea a la que la Fundación y el Zoológico destinan esfuerzos es la educación ambiental, a través de ella se busca desincentivar el tráfico de especies y el maltrato animal.  El objetivo de los zoológicos modernos se orienta a erradicar el concepto de que la vida silvestre sea ilegalmente apropiada por personas con fines de entretenimiento o compañía. Para el cumplimiento de esta meta es importante que la sociedad tenga espacios y experiencias de sensibilización, valoración y dignificación de la biodiversidad. /Noticias Quito
Martín Bustamante
 
Es biólogo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador con formación de posgrado en estudios socioambientales y gestión cultural en FLACSO. La primera parte de su carrera la dedicó a la investigación de los anfibios y sus problemas de conservación.
Desde 2009 trabaja en torno a la educación y comunicación ambiental y temas relacionados a la conservación de especies y ecosistemas. Martín Bustamante ha alternado su trabajo entre Universidades y Organizaciones ambientalistas. Su interés gira en torno a la relación entre la sociedad y la naturaleza.