El Municipio de Quito informó que 280 nuevos policías serán incorporados para el patrullaje, vigilancia y seguridad de la capital, tras un acuerdo con el Ministerio del Interior. El alcalde Santiago Guarderas dijo que de esta manera se enfrentará al crimen organizado en la ciudad.

Las mesas de trabajo que implementó la cartera de Estado con los cabildos permitieron que se coordinen acciones conjuntas para enfrentar a la delincuencia. En Quito también se reactivarán 20 Unidades de Policía Comunitaria (UPC).

Los nuevos efectivos serán distribuidos por toda la urbe. Además, las UPC contarán con cuatro uniformados, patrulleros y motos, con lo que se espera exista una “oportuna intervención” en el momento de registrarse una emergencia.

El ministro Patricio Carrillo aseguró que el contingente policial estará bien equipado y capacitado para brindar seguridad a Quito, una de las ciudades afectadas por la delincuencia. Israel también colaborará con esta labor, tras los acuerdos internacionales de cooperación.

Desde el Municipio también se prepara el segundo debate para la ordenanza que prohíbe portar armas blancas en espacio público. Guarderas mencionó que otras acciones en análisis son nuevas reglas para el traslado de personas en motocicletas y sanciones más severas por el tráfico de drogas.

FUENTE: EL TELÉGRAFO