Ante la aparición de un nuevo sublinaje de la variante ómicron del COVID-19, el Colegio de Médicos de Pichincha pide a la población que no deje de usar mascarilla e insiste en que la población ecuatoriana debe vacunarse contra el coronavirus.

Es que según datos del MSP el 88,6% de la población cuenta con la primera dosis y un 84,8% con la segunda. Mientras que, más de 4 millones de personas han recibido la dosis de refuerzo en el país.

Sin embargo, el gremio cree que aún es prematuro asegurar que esta subvariante es más contagiosa o más grave.

«Tenemos que estar pendientes de cómo va la evolución de la enfermedad, cómo va la transmisibilidad», dijo la médica infectóloga Gretta Muñoz, quien acompañó a los dirigentes del Colegio de Médicos de Pichincha en la rueda de prensa ofrecida este jueves 17 de marzo de 2022.

Sin embargo, la especialista considera que en mayo sí se podría dejar de usar mascarillas en espacios abiertos, si la ciudadanía continúa vacunándose y no relaja las medidas de bioseguridad en estos meses. El cuerpo colegiado también aseveró que las pruebas actuales sí sirven para detectar este nuevo linaje.

«Aparentemente vemos que está controlada (la situación)», aseveró la médica. Por su parte, el presidente Carlos Cárdenas, concluyó que la ciudadanía no debe confiarse, y que debe seguir manteniendo las medidas de bioseguridad.

Hasta el momento el Ministerio de Salud Pública (MSP) vigila a los cinco pacientes de Guayaquil con el sublinaje BA.2.

FUENTE: ECUAVISA