En medio del avance de la variante Ómicron de SARS-CoV-2, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los ciudadanos cancelar las reuniones de Navidad y fin de año.

“Es mejor cancelar ahora y celebrar más tarde, que celebrar ahora y llorar más tarde. Ninguno de nosotros quiere volver a estar aquí dentro de 12 meses, hablando de oportunidades perdidas, desigualdad continua o nuevas variantes”, explicó el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En una conferencia de prensa celebrada en Ginebra, Suiza, Tedros indicó que “una mayor mezcla social durante el período de vacaciones en muchos países conducirá a un aumento de casos, a sistemas de salud abrumados y a más muertes”.

“Todos estamos hartos de esta pandemia. Todos queremos pasar tiempo con amigos y familiares. Todos queremos volver a la normalidad. La forma más rápida de hacerlo es que todos nosotros, líderes e individuos, tomemos las decisiones difíciles que se deben tomar para protegernos a nosotros mismos ya los demás”, sostuvo.

Sus declaraciones se producen en medio de la propagación de la variante identificada por primera vez en Sudáfrica, lo que ha obligado a varios países de Europa a imponer nuevas restricciones.