La Empresa de Pasajeros de Quito informa que, durante el estado de excepción que rige en Quito, el sistema integrado de transporte municipal, de lunes a viernes, operará desde las 05:00 hasta las 20:30; las rutas alimentadoras, funcionarán desde las 05:00 hasta las 21:15. Mientras que los fines de semana, el Trole y la Ecovía operarán de 06:00 a 20:00 y los alimentadores de 06:00 a 21:00.

La decisión de mantener el servicio en estos horarios se adoptó, según el gerente general de la Empresa, Danilo Rodríguez, con el objetivo de facilitar la movilización de las personas que habitualmente utilizan los sistemas para llegar a sus lugares de trabajo o a sus hogares.

“Continuaremos dando el servicio a nuestros usuarios habituales, así como a todas las personas que lo necesiten en estos momentos que se ha hecho muy difícil transportarse en la ciudad de Quito debido al cierres de las vías, por parte de manifestantes”, dijo la autoridad.

Rodríguez insistió en que, aunque la intención de la Empresa es dar el servicio ininterrumpido en todas las rutas que componen el Sistema Integrado de Transporte Municipal, las protestas están obligando a suspender la operación momentáneamente en los circuitos normales. Esto, según expresó, por seguridad de las unidades, de los trabajadores, pero principalmente de los usuarios, por lo que recomendó seguir las redes sociales @TransporteQuito en Twiter y Facebook para conocer las rutas y paradas habilitadas.

“La ciudadanía puede enterarse de la operación de las diferentes rutas y paradas en la cuenta de twiter: @TransporteQuito, así como de la cuenta de Facebook: Transporte Quito. Ahí se está actualizando, a cada momento, la información dependiendo de cómo se vayan desarrollando las protestas y en qué sectores”, comentó.

Este lunes 20 de junio, varios usuarios del Trolebús que utilizaron el servicio resaltaron el hecho que la operación no se detuvo pese a las movilizaciones. María Sánchez, de 45 años, utilizó la ruta C1, desde La Villaflora hasta el Estadio. Para ella, es muy importante que el Trolebús siga funcionando a pesar de las protestas. «Agradezco mucho a la Empresa por continuar dando el servicio en este paro, ya que me ha permitido ir y venir desde mi casa hasta mi trabajo, casi normalmente», indicó.

Asimismo, Diego Antuña, de 28 años, felicitó a las autoridades municipales y señaló que el viernes anterior tuvo problemas para conseguir un bus que lo lleve a su casa, en el sector de la Gasca, por lo que utilizó el Trolebús. “Yo trabajo por el antiguo aeropuerto y como no había buses utilicé el Trolebús hasta La Colón y luego subí a pie. Me parece muy bien que este servicio no se suspenda en tiempo de paralizaciones, ya que sirve mucho a la gente”, sostuvo.